top of page

Trucos infalibles para ahorrar agua al lavar la ropa



La lavadora es hoy por hoy un electrodoméstico infaltable en el hogar. Y es que mantener limpia la ropa es una necesidad que va a más allá de la estética, pues retirar todo rastro de suciedad en las prendas de uso diario es de vital importancia para prevenir infecciones por cuenta de las bacterias que allí se puedan almacenar.


Sin embargo, el uso de la lavadora implica un consumo considerable de agua. Precisamente, esta dinámica deriva en un gasto monetario a fin de mes, cuando llega la hora de pagar las facturas.


Aunque a simple vista pareciera que la lavadora no gasta tanta agua, la realidad es que sí emplea una importante cantidad de líquido. Este consumo varía en función de la capacidad de la lavadora y de la frecuencia de uso en el hogar.


Con el propósito de ahorrar en el consumo de agua en la lavadora y, de paso, contribuir con el medioambiente, vale la pena poner en práctica algunos trucos que permiten optimizas los procesos de lavado. A continuación, algunos ejemplos suministrados por la inteligencia artificial ChatGPT:


  • Lavar cargas completas: Asegurarse de llenar la lavadora antes de iniciar un ciclo. Lavar cargas más pequeñas utiliza la misma cantidad de agua que cargas completas, por lo que es más eficiente lavar la mayor cantidad de ropa posible en cada ciclo.

  • Seleccionar ciclos de lavado cortos o de bajo consumo: Muchas lavadoras tienen opciones de lavado rápido o de bajo consumo de agua. Es preferible acudir a estas opciones cuando sea posible para reducir el uso de agua durante el lavado.

  • Reutilizar el agua de enjuague: Si es posible, reutilizar el agua de enjuague para otros fines, como regar plantas o limpiar pisos.

  • Utilizar detergentes de baja espuma: Los detergentes de baja espuma requieren menos enjuague, lo que a su vez reduce la cantidad de agua necesaria para lavar la ropa.

  • Recoger agua de lluvia: Instalar un sistema de recolección de agua de lluvia para utilizarla en el lavado de la ropa y otras tareas domésticas. Esto ayudará a ahorrar agua potable.

  • Revisar y reparar posibles fugas: Verificar que la lavadora no tenga fugas y que todas las conexiones estén en buen estado. Las fugas pueden desperdiciar una cantidad considerable de agua con el tiempo.

  • Usa la lavadora de carga frontal: Las lavadoras de carga frontal tienden a ser más eficientes en el uso del agua que las de carga superior, ya que utilizan menos agua durante el ciclo de lavado.

  • Aprovecha al máximo el ciclo de enjuague: Asegurarse de que la lavadora realice el número mínimo de enjuagues necesario para eliminar completamente el detergente. No es necesario realizar más enjuagues de los necesarios.


Poner en práctica estos trucos podría resultar útil para ahorrar agua durante los procesos de lavado. En el largo plazo, también beneficiará las finanzas en el hogar, evitando el gasto desproporcionado del líquido.

105 visualizaciones

Comments


bottom of page