top of page

Truco para arreglar la goma de la nevera sin gastar dinero y ahorrar luz



¿Ha notado que la puerta de su nevera no cierra como antes? ¿O quizás ha sentido que la temperatura en su interior no se mantiene adecuadamente? Si es así, es posible que la goma de sellado esté desgastada o dañada. Pero no se preocupe, aquí le presentamos un truco sencillo para arreglarla sin gastar dinero y además ahorrar energía.


La goma de sellado de la puerta de la nevera es un componente crucial para mantener la temperatura interior adecuada y evitar fugas de aire frío. Cuando está desgastada o dañada, la eficiencia energética del electrodoméstico se ve comprometida, lo que puede resultar en un aumento en el consumo de energía y, por ende, en facturas más altas.


Afortunadamente, existe un truco casero y económico para reparar la goma de la nevera y restaurar su funcionalidad. Este consiste en aplicar calor a la goma de sellado utilizando un secador de pelo.


Limpieza: Antes de comenzar el proceso de reparación, asegúrese de que la superficie de la goma esté limpia y libre de residuos.


Aplicación de calor: Con el secador de pelo configurado en la temperatura más alta, dirija el flujo de aire caliente hacia la goma de sellado. Mantenga el secador a una distancia segura para evitar dañar la goma, pero lo suficientemente cerca como para que el calor penetre en ella.


Masaje y moldeado: Mientras aplica calor con el secador de pelo, masajee suavemente la goma de sellado con sus manos. Esto ayudará a que la goma recupere su elasticidad y se moldee para sellar adecuadamente la puerta de la nevera.


Repetición si es necesario: Si la goma de sellado está muy deteriorada, es posible que necesite repetir este proceso varias veces hasta obtener los resultados deseados.


Además de reparar la goma de sellado de la nevera de manera económica, este truco casero también puede ayudarte a ahorrar energía y dinero a largo plazo. Al restaurar eficiencia este problema, la nevera será capaz de mantener la temperatura interior de manera más efectiva, lo que reducirá el consumo de energía y, por ende, las facturas de electricidad.


Adicionalmente, al mejorar la eficiencia energética de la nevera, también estarás contribuyendo a reducir tu huella de carbono y a cuidar el medio ambiente.


Mantener la goma de sellado de la nevera en buen estado es fundamental para garantizar su eficiencia energética y prolongar su vida útil. Con este sencillo truco casero que utiliza un secador de pelo, puedes reparar la goma de manera económica y eficaz, lo que te permitirá ahorrar energía y dinero a largo plazo.

44 visualizaciones

Comentários


bottom of page