top of page

Las vitaminas que se deben tomar para prevenir la demencia y el Alzheimer


La demencia y el Alzheimer son enfermedades neurodegenerativas que afectan a millones de personas en todo el mundo. A medida que la investigación avanza en la comprensión de estas condiciones, se ha descubierto que ciertas vitaminas desempeñan un papel fundamental en la prevención y el retraso de su aparición. Según prestigiosos institutos, existen algunas vitaminas esenciales que se deben considerar para promover la salud cerebral y reducir el riesgo de demencia.


La vitamina E es una de las vitaminas más destacadas en relación con la prevención de la demencia. Según la Asociación Alzheimer de EE. UU., esta vitamina tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a proteger las células cerebrales del estrés oxidativo, un proceso que se cree que contribuye al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos (NIA, por sus siglas en inglés) recomienda consumir alimentos ricos en vitamina E, como nueces, semillas, aceites vegetales y verduras de hoja verde.


Otra vitamina que ha demostrado beneficios para la salud cerebral es la vitamina B12. De acuerdo con el NIA, la deficiencia de vitamina B12 ha sido asociada con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y demencia. Se recomienda incluir alimentos fortificados con vitamina B12, como cereales, productos lácteos y alimentos de origen animal, en la dieta diaria.


Además de la vitamina E y la vitamina B12, las fuentes oficiales también mencionan otras vitaminas importantes para la salud cerebral. La vitamina C, por ejemplo, es un antioxidante que puede ayudar a proteger las células cerebrales del daño oxidativo. Se encuentra en abundancia en frutas cítricas, bayas, pimientos y otras frutas y verduras frescas. Asimismo, la vitamina D ha demostrado tener efectos positivos en la salud cerebral y se puede obtener a través de la exposición solar moderada y el consumo de alimentos fortificados.


Es importante tener en cuenta que la prevención de la demencia y el Alzheimer no se basa únicamente en la ingesta de vitaminas. Un estilo de vida saludable en general, que incluya una alimentación equilibrada, ejercicio regular, sueño adecuado y actividades mentales estimulantes, también desempeña un papel crucial en la protección del cerebro.


No obstante, se recomienda consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier suplemento vitamínico, especialmente en caso de condiciones médicas preexistentes.

elpais.com.co


106 visualizaciones

Comments


bottom of page