top of page

Las dos enfermedades que puede aparecer por dormir con el celular cargando en la mesa de noche


En la era digital, el teléfono móvil se ha convertido en una extensión de nuestra vida diaria. Sin embargo, la costumbre de cargar el celular en la mesa de noche puede tener consecuencias para la salud. Diversos estudios han señalado que esta práctica puede estar relacionada con dos problemas de salud significativos: los trastornos del sueño y el cáncer.


Enfermedades que puede aparecer por dormir con el celular cargando


Trastornos del sueño

Uno de los problemas más notorios y estudiados asociados con dormir con el celular cargando cerca es la interrupción del sueño. La luz azul emitida por las pantallas de los teléfonos móviles puede interferir con la producción de melatonina, la hormona responsable de regular nuestro ciclo de sueño y vigilia. La melatonina es crucial para inducir el sueño y mantener su calidad, y la exposición a la luz azul durante la noche puede reducir su producción, resultando en insomnio o en un sueño menos reparador.


Un estudio realizado por la Universidad de Harvard encontró que la exposición a la luz azul antes de dormir puede retrasar la fase de sueño hasta tres horas y reducir la producción de melatonina en más de un 50 %. Esto no solo afecta la cantidad de sueño, sino también su calidad, llevando a una mayor fragmentación del sueño y dificultando alcanzar las etapas más profundas y restauradoras del mismo.


Además, la mera presencia del teléfono móvil en la mesa de noche puede inducir ansiedad y estrés, ya que muchas personas sienten la necesidad de revisar sus dispositivos constantemente. Esta ansiedad puede dificultar la conciliación del sueño y mantener a la mente en un estado de alerta que es contraproducente para un descanso adecuado.


Cáncer

Aunque los estudios sobre la relación entre la radiación de los teléfonos móviles y el cáncer no son concluyentes, existen preocupaciones crecientes sobre la exposición prolongada a las ondas electromagnéticas emitidas por estos dispositivos. Los teléfonos móviles emiten radiación de radiofrecuencia (RF), una forma de energía no ionizante. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), una rama de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha clasificado la radiación RF como “posiblemente carcinógena para los humanos” (Grupo 2B).


Algunos estudios han sugerido que la exposición prolongada a la radiación RF podría estar asociada con un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, como el glioma (un tipo de tumor cerebral maligno) y el neuroma acústico (un tumor benigno del nervio que conecta el oído al cerebro). Aunque estos estudios no proporcionan una relación causal definitiva, sí señalan una posible correlación que merece una investigación más profunda.


La proximidad del teléfono móvil durante la carga nocturna puede aumentar la exposición a estas ondas electromagnéticas. Aunque el nivel de radiación disminuye significativamente con la distancia, mantener el teléfono en la mesa de noche, a pocos centímetros de la cabeza, podría incrementar la exposición durante horas prolongadas mientras dormimos, un período crucial para la regeneración celular y la reparación del ADN.


¿Cómo mitigar estos riesgos?

Para mitigar estos riesgos, existen varias recomendaciones prácticas. En primer lugar, es aconsejable limitar el uso del teléfono móvil antes de dormir. Una opción es establecer una “zona libre de tecnología” en el dormitorio, lo que incluye dejar el teléfono móvil fuera de la habitación durante la noche.


Si resulta imprescindible tener el teléfono cerca, colocar el dispositivo en modo avión puede reducir la exposición a la radiación RF, ya que en este modo el teléfono no emite señales electromagnéticas. También es útil utilizar aplicaciones que filtren la luz azul o activar el modo nocturno en el dispositivo, lo cual puede ayudar a reducir la interferencia con la producción de melatonina.


Otra opción es usar un despertador tradicional en lugar del teléfono móvil para despertarse. Esto no solo elimina la necesidad de tener el teléfono cerca, sino que también puede ayudar a reducir la tentación de revisarlo durante la noche.

155 visualizaciones

Comments


bottom of page