top of page

La desaceleración económica finalmente alcanzó al mercado laboral


El fin de la buena racha de crecimiento, que se ha visto este año, las consecuencias de los picos de inflación y el impacto de las tasas de interés en la demanda, ya le están pasando factura a la generación de nuevos puestos de trabajo en el país.


Si bien los datos presentados por el Dane este jueves muestran que la tasa de desocupación quedó en el 9,2% en octubre, cayendo 0,5 puntos porcentuales respecto al mismo período del 2022, estos también ratificaron una tendencia en la que cada vez se está generando menos empleo.


Al contrastar los puestos de trabajo creados, comparando los últimos cinco meses con igual período de 2022, se aprecia que esta cifra pasó de 1 millón de nuevos empleos en junio a 1,1 en julio, volvió a caer a 1 millón en agosto; se descolgó a 718. 000 en septiembre y en octubre terminó apenas con un avance de 476.000 colombianos más en el grupo de ocupados.


Para Juan Daniel Oviedo, analista estadístico y exdirector del Dane, esta situación se explica mejor al revisar los datos desestacionalizados, puesto que muestra una foto del momento en la que se evidencia cómo la desaceleración está golpeando el mercado laboral.


“Entre julio del 2023 y octubre del 2023, el país destruyó 520.000 puestos de trabajo. Sacó al desempleo a 72.000 personas y adicionalmente, la fuerza de trabajo potencial, es decir, aquellas personas que no están ocupadas, que están fuera de la fuerza de trabajo, pero que rápidamente por una coyuntura empezarían a buscar trabajo, creció en 528.000 personas”, explicó.


Precisamente al revisar los datos desestacionalizados de este reporte, es decir, aquellos que no toman en cuenta fechas especiales o sucesos importantes para el país en el calendario, queda claro que el desempleo viene subiendo desde agosto, teniendo en cuenta que la tasa de desocupación para agosto era de 9,4%, para septiembre se trepó al 9,6% y finalmente en octubre quedó en 9,9%; muy cerca de regresar a los dos dígitos.


“Esto significa que por más que tengamos un beneficio interanual en el comportamiento del mercado laboral, tenemos que en el corto plazo se ha destruido trabajo, hemos inducido a más personas al desempleo. Esta es una tendencia que apenas está empezando”, agregó.


Los sectores que reportaron las pérdidas más fuertes en puestos de trabajo en esta oportunidad fueron Comercio y reparación de vehículos (-135 mil), Industrias manufactureras (-108 mil) y Actividades financieras y de seguros (-55 mil). No obstante, hay que tener en cuenta que sectores como la Construcción y el Comercio, también vienen generando menos empleo.


Jackeline Pirajan, economista del Scotiabank Colpatria, señaló que sectores como el turismo, la salud, la educación o la administración pública, son los que están favoreciendo la creación de empleo, pero desafortunadamente se están empezando a ver cada vez más contrarrestados por una caída en los empleos particularmente de sectores como la industria y el comercio.


“Si bien el dato aparentemente es favorable todavía, está mostrando algunas dinámicas de deterioro, particularmente ya no son un millón de puestos de trabajo, ni setecientos mil puestos de trabajo, las ganancias que traen mes a mes los reportes del Dane, en el último mes se observó que la ganancia de empleo fue de cuatrocientos mil puestos”, dijo esta analista.


De acuerdo con este reporte, las ciudades con más desempleo son Quibdó (23,5%), Florencia (14,1%), Riohacha (13,1%), Ibagué (13,1%) y Cúcuta (12,4%); mientras que las tasas de desocupación más bajas están en Bucaramanga (7,2%), Santa Marta (7,3%), Pereira (8,4%), Medellín (8,6%) y Barranquilla con el mismo porcentaje.


De otra parte, analistas como María Claudia Llanes, economista del BBVA Research, resaltan que estas tasas son bajas, recordando que a nivel nacional, es la más baja para un octubre desde 2017 y a nivel urbano desde 2014.


“Este comportamiento diferente se explica por el comportamiento del empleo, cuya creación anual se aceleró a nivel urbano y se desaceleró a nivel nacional. Al cierre de este año esperamos unas tasas de desempleo más elevadas que las actuales”, agregó.


Ahora la pregunta se centra en saber hasta cuándo se mantendrá esta tendencia y si oficialmente empezó la contracción del mercado laboral que se estaba esperando hace varios meses, teniendo en cuenta el escenario de desaceleración económica que enfrenta el país hace meses.


Para la presidenta de la Cámara Colombo Americana (AmCham) Colombia, María Claudia Lacouture, los datos del Dane obligan al país a “establecer una concertación del salario mínimo que esté dentro de la moderación, la sensatez y la visión de viabilidad empresarial para que sigan generando desarrollo, mayor empleo formal”.


Pese a esta realidad, desde el Ministerio del Trabajo celebraron los reportes de desempleo para octubre, argumentando que fueron resultados que no se apreciaban desde 2018.


Este reporte será fundamental dentro de las negociaciones del salario mínimo que arrancaron esta semana entre empresarios y centrales obreras.

portafolio.co

16 visualizaciones

Opmerkingen


bottom of page