top of page

El procedimiento que ayuda a eliminar los puntos negros en la cara


Los puntos negros, pequeños bultos oscuros que aparecen en la piel debido a la obstrucción de los folículos pilosos, son una preocupación común para muchas personas. Aunque no son peligrosos, su presencia puede afectar la confianza y la apariencia estética de quienes los padecen.


Recientemente, un método ha ganado popularidad por su efectividad en la eliminación de estos molestos puntos. Este enfoque combina técnicas de limpieza profunda, exfoliación y el uso de productos específicos, proporcionando resultados visibles en poco tiempo.


También conocidos como comedones abiertos son un tipo de acné que se forma cuando los poros de la piel se obstruyen con una mezcla de células muertas, sebo y bacterias. A diferencia de los puntos blancos, los puntos negros tienen una abertura en la superficie, lo que permite que el contenido se oxide y adquiera un color oscuro. A menudo aparecen en la nariz, la barbilla y la frente, zonas donde las glándulas sebáceas son más activas.


¿Cómo eliminar los puntos negros?

El método que está revolucionando el tratamiento de los puntos negros se basa en una rutina de cuidado de la piel bien estructurada que incluye varios pasos esenciales. Cada uno de estos pasos juega un papel crucial en la limpieza y prevención de futuros brotes.


1. Limpieza profunda


El primer paso es la limpieza profunda de la piel. Usar un limpiador facial adecuado que contenga ingredientes como ácido salicílico o peróxido de benzoilo puede ayudar a desobstruir los poros y eliminar el exceso de grasa y células muertas. Estos ingredientes son conocidos por su capacidad para penetrar profundamente en los poros y disolver el sebo acumulado.


2. Exfoliación regular


La exfoliación es fundamental para mantener los poros limpios y prevenir la formación de puntos negros. Se recomienda exfoliar la piel dos o tres veces por semana utilizando productos que contengan ácidos alfa hidroxi (AHA) o ácidos beta hidroxi (BHA). Estos ácidos ayudan a eliminar las células muertas de la piel y a mantener los poros despejados.


3. Vapor y extracción


El vapor es una técnica eficaz para abrir los poros y facilitar la extracción de los puntos negros. Se puede realizar en casa utilizando un vaporizador facial o simplemente colocando el rostro sobre un recipiente con agua caliente. Una vez que los poros están abiertos, se puede proceder a la extracción de los puntos negros con cuidado, utilizando herramientas adecuadas y desinfectadas para evitar infecciones.


4. Mascarillas de arcilla


Las mascarillas de arcilla son excelentes para absorber el exceso de grasa y limpiar profundamente los poros. Se recomienda aplicar una mascarilla de arcilla una o dos veces por semana para mantener la piel libre de impurezas. La arcilla de caolín y la bentonita son opciones populares por sus propiedades purificantes.


5. Hidratación y protección


Es fundamental mantener la piel hidratada incluso si se tiene tendencia a la piel grasa. Usar un hidratante ligero y no comedogénico ayudará a mantener el equilibrio de la piel. Además, es crucial proteger la piel del sol utilizando un protector solar de amplio espectro, ya que los daños solares pueden agravar el problema de los puntos negros.

56 visualizaciones

Comments


bottom of page