top of page

Los cuatro niños indígenas ya están en Bogotá



En la madrugada de este sábado, los cuatro menores de edad, que estaban desaparecidos en la selva amazónica de Colombia, llegaron al Comando Aéreo de Transporte Militar, Catam, en Bogotá.


Allí los esperaban varias ambulancias que los iban a trasladar al Hospital Militar y un grupo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para verificar que sus derechos de los niños no fueran vulnerados.


Los niños fueron trasladados desde el San José del Guaviare a Bogotá en un avión ambulancia de la Fuerza aérea colombiana junto con su padre y uno de sus abuelos.


Durante el viaje fueron atendidos por un grupo de médicos pediatras, quienes se encargaron de hidratarlos y ofrecerles cuidados mientras llegaban a Bogotá.


Al aterrizar el avión, los niños fueron bajados uno a uno en camillas. Militares, indígenas y paramédicos contemplaron la milagrosa escena y cerraron con un fuerte aplauso en agradecimiento a la labor y el exitoso final de la llamada ‘Operación Esperanza’.


De acuerdo con el general Pedro Sánchez Suárez, comandante del Comando Conjunto de Operaciones Especiales de Colombia (CCOES), los niños fueron trasladados al Hospital Militar, donde están siendo atendidos física y psicológicamente.


Por lo pronto, el estado de salud de los menores es reservado; sin embargo, el comandante aseguró que los niños estarán recibiendo la atención más especializada del país.


“Hicimos lo necesario por hacer posible, lo imposible”, dijo el general mientras relató varios detalles del rescate.


El oficial contó que los niños hablaban muy bajo, entre ellos y con su papá. Señaló que los veía como a sus propios hijos y que no quiso incomodarlos con preguntas.


Según contó, vivieron momentos de mucha alegría cuando escucharon la palabra clave por la radio: cuatro veces milagro, así lo habían acordado si los encontraban vivos, decir la palabra por cada niño vivo.


Fueron cuatro veces la palabra milagro. El general destacó la fortaleza de los uniformados y los indígenas que por casi 40 días y noches buscaron a los menores sin perder nunca la esperanza de encontrarlos con vida.

53 visualizaciones

Comments


bottom of page