Zumbidos en los oídos: cómo disminuirlos de manera natural


Los zumbidos en los oídos son un problema común y se traduce, en concreto, a los tinnitus o acúfenos. Son sonidos que se originan en el oído y no en el ambiente, y se trata de un síntoma y no de una enfermedad específica.


Según la American Academy Otolaryngology, este síntoma puede aparecer o desaparecer, y experimentarse en uno o en los dos oídos. El origen de este problema puede ser muy diverso, sin embargo, una de las causas más comunes es el bruxismo.


En concreto, es causado generalmente por una afección subyacente, como la pérdida auditiva relacionada con la edad, un trastorno del aparato circulatorio o una lesión del oído, según la Clínica Mayo.


El molesto ruido percibido por las personas afectadas con acúfenos puede ser un sonido tipo silbido, zumbido, tintineo o rugido, y con frecuencia se asocia a pérdida auditiva. En algunos casos, las personas oyen sonidos más complejos que pueden variar en diferentes momentos, según David M. Kaylie, médico de Duke University Medical Center.


Síntomas

Por lo general, el tinnitus se describe como un zumbido en los oídos, aunque no exista una fuente de sonido externa. Sin embargo, el tinnitus también puede causar otros tipos de ruidos imaginarios en los oídos:


Siseos.

Murmullos.

Zumbidos.

Rugidos.

Chasquidos.


Las enfermedades en los que pueden presentarse son:


Tumores del sistema auditivo.

Hipoacusia (sordera o pérdida de audición).

Otitis.

Tapones de cerumen.


Remedios caseros para aliviar los zumbidos


Popularmente se dice que los alimentos que ayudan a reducir la inflamación o la hipertensión podrían ser de gran utilidad, en caso de que los zumbidos se produzcan por este tipo de cuestiones. Aquí algunos recomendados por el portal Mejor con Salud.


La cebolla y el ajo

Tanto las cebollas como los ajos tienen propiedades medicinales que pueden contribuir en el alivio de zumbidos relacionados con otitis.

Aunque existen varias recetas de remedios con miel y ajo (o cebolla), también se pueden aprovechar en ensaladas y otros platos (siempre con moderación).

A estos dos alimentos se les atribuyen, principalmente, propiedades antifúngicas y antibacterianas.


Piña

La piña es la mejor fruta antiinflamatoria gracias a que tiene un alto contenido de agua y bromelia.

La bromelina tiene tantas posibles aplicaciones que, en la actualidad, se investiga su utilización para tratar y reducir la inflamación de la tendinitis, dolores de garganta, esguinces y lesiones musculares menores.

Se recomienda consumir piña más de 3 veces a la semana si los zumbidos en los oídos son esos enemigos cotidianos.


Manzanilla

La manzanilla puede contribuir con el alivio de las molestias y ayudar a relajar el cuerpo, aunque beber una taza de manzanilla no hará que los zumbidos desaparezcan al instante.

En caso de que los zumbidos tengan relación con la tensión, el estrés o la ansiedad, beber una taza de manzanilla antes de ir a dormir puede ayudar a tener una buena noche de descanso y, al día siguiente, despertar sin zumbidos.

La manzanilla tiene propiedades tanto sedantes como antiinflamatorias, por esta razón, se dice que pude contribuir con el alivio de los malestares más comunes y leves.


Arándanos

Esta pequeña y deliciosa fruta es rica en varios bioactivos y antioxidantes y no tiene sodio, pero sí potasio, calcio y magnesio, minerales que contribuyen con la salud cardiovascular y, sobre todo, del corazón.

Se dice que si hay zumbidos en los oídos como consecuencia de una bajada de tensión u otros problemas relacionados, una dieta rica en alimentos antioxidantes –como los arándanos– podría ser de ayuda.

semana.com


225 visualizaciones