Volvió el fútbol colombiano y América le ganó a Júnior en la Superliga


Regresó el fútbol colombiano y lo hizo en una época en la que los esfuerzos estuvieron -y todavía están- encaminados a sobrevivir, un verbo habitual para la mayoría de clubes en los últimos meses. Y seguramente muchos -o todos- vieron el partido entre Júnior y América, por la ida de la Superliga, como el principio del fin de una de las peores crisis económicas, sino la peor de todas.

Y la pelota rodó, y también fue limpiada cada vez que se pudo con pañitos húmedos de alcohol para seguir con los protocolos. Y el fútbol, al comienzo y quizá por el encierro, fue frenético, muy rápido y desorganizado. Pero eso no importó porque hubo otra vez libertad, contacto, gritos, emociones y, por fortuna, goles.

América tuvo premio al coraje y el empuje, y por eso se quedó con el primer encuentro de la Superliga en el estadio Romelio Martínez al imponerse 2-1. Y eso que el club barranquillero comenzó ganando en una acción pronta, prematura: pase al vacío, carrera de Miguel Ángel Borja, Éder Chaux tumba al delantero y penalti para el local.

El mismo Borja cobró y su remate fue seco, potente, como una especie de alarido y desahogo de quien lleva mucho tiempo confinado. Fue tal la violencia del impacto, que la red no pudo contener una pelota envenenada que fue a dar más allá del arco. El delantero, de inmediato, buscó una camiseta en la que se solidarizó con las familias que perdieron seres queridos por el COVID-19. Eso pasó en el minuto cuatro.


Y desde ese instante, América, del que todos hablaron antes de este encuentro por ser un vestigio del campeón de 2019, fue muy organizado, proclive a ir hacia adelante, como se lo pidió Juan Cruz Real desde el banco. Y si bien se estrelló con la muralla de Júnior, tuvo el control de la pelota. Y en una de esas acciones, Adrián Ramos quedó de frente al arco de Sebastián Viera, y cuando se disponía a patear fue derribado.

Penal para América y expulsión de Germán Mera, que tratando de corregir su error posicional se abalanzó sobre Ramos en vez de pegarle una patada por detrás que hubiera sido más evidente. Sin embargo, la intensión y la regla de una acción manifiesta de gol mandaron al defensor al camerino.

Ramos, el afectado, cobró de una forma tan displicente y tan diferente a Borja, que Sebastián Viera atajó el remate y mantuvo la ventaja de Júnior, diferencia que estuvo presente casi en todo el partido.

Julio Avelino Comesaña tuvo que sacar a Luis Daniel Cariaco González para reemplazar al central expulsado y vivió las antípodas de lo que siempre le ha inculcado a sus dirigidos: atacar y atacar. Por eso, esta vez, fue defender y defender, y cerrarse atrás, muy atrás. Y sufrir, claro, con América siendo superior (tuvo la pelota el 63% del partido).

Parecía que la estrategia tenía un desenlace exitoso, cuando en su afán por llegar antes que Ramos, Gabriel Fuentes metió el balón en propia puerta (81). Y en la jugada siguiente sucedió lo mismo, esta vez con un centro de Duván Vergara que rozó a un rival y desubicó a Viera para el 2-1 final.

ELESPECTADOR.COM

10 vistas

Dirección

​Carrera 3 # 12 - 36

C.C. Pasaje Real Piso 8

Ibague, Tolima

Contacto

(8) 2 61 1215

(8) 2 61 0732

(8) 2 61 7414

E -mail:

gerencia@tolimafm.com

oyentes@tolimafm.com

  • Icono social de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
Android.png
Apple.png

© 2020  Derechos Reservados Radio Lumbí LTDA "Tolima Stereo 92.3 F.M". | Diseñado con WIX por Alejandro Franco | Concepto Creativo por Alexander Rondell