Tolima, sin maquinaria para atender emergencias por lluvias



Más de 30 municipios del departamento del Tolima viven una dura emergencia debido a la temporada invernal que deja viviendas y cultivos inundados por el desbordamiento de los ríos, así como derrumbes en buena parte de las vías secundarias y terciarias lo que dificulta el traslado a los centros urbanos de las cosechas de café, plátano, yuca, limón, maíz y frutales.


Las situaciones más graves se viven en Ibagué, Chaparral, Ataco, Ortega, Rovira, San Antonio, Prado, Cunday, Rioblanco, Planadas, Líbano, Santa Isabel, Anzoategui, Villa Hermosa, Villarrica, Murillo y Dolores, entre otras poblaciones.


“Varias vas están tapadas por enormes derrumbes y no tenemos por dónde sacar las cosechas de banano y guanábana”, señalaron campesinos de Villarrica y Cunday, mientras que campesinos de Planadas y Ataco afirmaron que “en muchos años no habíamos visto lluvias tan intensas y prolongadas como las de marzo, abril, mayo y lo corrido de junio”.


“Las lluvias dañan viviendas, cultivos, acueductos y carreteras”, aseguraron habitantes del corregimiento San Bernardo, en Ibagué.


La situación es tan grave que el consejo departamental de Gestión de Riesgo decretó la calamidad pública y le pidió al gobierno nacional el envío de maquinaria amarilla para atender un sinnúmero de emergencias y taponamiento de carreteras.


“Le pedimos a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo el envío de maquinaria para atender con prontitud las vías secundarias y terciarias”, afirmó Andrea Mayorquín, directora de Gestión del Riesgo y agregó que “necesitamos apoyo pues las emergencias superaron nuestra capacidad técnica y económica”.


Actualmente el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, está a la espera de que la Asamblea autorice un crédito de 30.000 millones de pesos con destino a la adquisición de maquinaria amarilla para atender emergencias en una veintena de poblaciones que prácticamente están sin carreteras.


“La maquinaria que tenemos pasa más tiempo varada que trabajando”, aseguró el gobernador y agregó que el departamento carece de maquinaria nueva desde hace 14 años “y la que tenemos es obsoleta”.


“Las lluvias han sido implacables, tenemos infinidad de vías destruidas, acabadas”, señaló.


El invierno en Ibagué ha ocasionado emergencias viales que se sienten en veredas y corregimientos como La Cascada, Puerto Perú, San Bernardo, Coello-Cocora, La Florida, Dantas, El Totumo, Cay y el cañón del Combeima.


Javier Triana, secretario de Agricultura, señaló que “tenemos equipos de maquinaria distribuidos en las zonas rurales para atender derrumbes y de esa manera apoyar la movilidad de los vehículos y la producción del agro”.


En esta ciudad, incluso, las lluvias de largas horas han ocasionado la suspensión del servicio de acueducto debido a las crecientes del río Combeima ya que, por sus altos niveles de turbiedad, se hace imposible realizar el tratamiento de las aguas.

ELTIEMPO.COM

21 vistas