Temor por disparos en medio de protestas de Cajamarca


Disparos en horas de la noche, peajes cobrados por desconocidos a cambio de permitir el paso por determinados sitios y hasta sabotajes con daños en el sistema de acueducto, se han venido presentando en el municipio de Cajamarca, Tolima, donde también ha habido marchas y protestas pacíficas contra la Reforma Tributaria.

Uno de los últimos hechos tiene que ver con los daños en la tubería del acueducto, lo que ha afectado a esta población ubicada a una hora de Ibagué, en la vía al alto de La Línea.


La denuncia la hizo el alcalde Julio Roberto Vargas quien afirmó que “personas malintencionadas ajenas a las manifestaciones, ocasionaron daños en la tubería en los sectores Calle Larga y el barrio Evelio Gómez”.


“Esa situación obligó a la suspensión del suministro de agua en el municipio”, dijo el mandatario y agregó que la Alcaldía “apoya las manifestaciones pacíficas y rechaza los actos que vulneren otros derechos como la libre locomoción, derecho al trabajo y acceso a los servicios públicos”.


Ciudadanos consultados señalaron que quienes se han acostumbrado a cobrar peajes y a dañar el acueducto, “son unos 5 desadaptados, inescrupulosos que buscan sembrar temor para darle mala imagen al municipio y a las protestas”.


“Hoy estamos sin agua en la zona urbana porque los desadaptados le dieron machete a las tuberías”, dijeron algunos habitantes.


Así mismo, el comité de paro en Cajamarca denunció “hechos lamentables por parte de personas que son ajenos al movimiento social”.


“Estas personas han hecho disparos en algunos sectores, han cobrado a la gente peaje por pasar y dañaron un tubo del acueducto municipal, situación que, pese a ser informada oportunamente, no fue atendida por la Policía en el municipio”.


El comité también rechazó la “estigmatización de los manifestantes por parte del Esmad y Policía Nacional, los cuales han sido tratados de vándalos y con señalamientos fuertes como los tenemos en la mira”.


Agregaron que “lo sorprendente fue el despliegue de hombres que hizo la policía de Cajamarca desde el 28 de abril contra las personas que se movilizaron pacíficamente, y que se negaran a acudir a ayudar cuando realmente había sujetos armados”.


“Cuando se trató de jóvenes desarmados corrieron a llenar de Esmad el municipio y hasta les dispararon, pero el 3 de mayo que realmente la comunidad e integrantes del paro se encontraban en peligro, la policía acude premeditadamente con lentitud”, denunció el comité.


Róbinson Mejía, miembro de la comisión de Derechos Humanos del paro, dijo que, de acuerdo con las denuncias, el sábado a las 7:30 de la noche “hubo disparos, ráfagas, en el puente donde se concentraban grupos de manifestantes que bloquearon la carretera”.


“Los jóvenes aseguraron que los disparos provenían del Ejército y la Policía que a esa hora llegaron al puente”, afirmó Mejía y dijo que las marchas no han dejado daños ni afectaciones en el municipio como tampoco personas heridas.


Por todos estos hechos la Alcaldía exigió al gobierno nacional “respeto por la vida y la integridad de los ciudadanos que se encuentran en la movilización”, así como una investigación por lo sucedido el sábado en el puente.

eltiempo.com

147 vistas