top of page

Por qué Canadá les cerró las fronteras a estudiantes y trabajadores extranjeros



Los estudiantes y trabajadores extranjeros en busca de oportunidades en Canadá sufrieron recientemente un daño colateral a una crisis paralela que vive ese país como consecuencia de la escasez de casas y apartamentos que llevó a duras restricciones.


Primero fueron las limitaciones de ingreso de estudiantes provenientes de otros países, seguido luego de las mismas medidas para trabajadores foráneos.

Las acciones no pararon ahí y también se impuso la prohibición a extranjeros para la compra de viviendas, medida que entró en vigor desde enero de 2023 y que se prorrogará hasta 2027.


Al prorrogar la prohibición de compra a extranjeros, garantizaremos que las viviendas se utilicen como hogares para que vivan familias canadienses y que no se conviertan en activos financieros especulativos”, justificó la viceprimera ministra canadiense, Chrystia Freeland, en un comunicado.

Las excepciones a esta ley, que se aplica solamente a residencias urbanas y no a turísticas, siguen rigiendo para los refugiados o residentes permanentes, así como para determinados grupos de estudiantes internacionales y trabajadores temporales.


¿Por qué no hay viviendas?

La razón de la escasez de vivienda en ese país, según han informado agencias como EFE o AFP es la disparada de precios, que ha limitado la oferta y ha creado una burbuja difícil de romper.

El gobierno del liberal Justin Trudeau culpa a los inversores extranjeros de haber disparado los precios durante años, sobre todo con compras en los grandes centros urbanos.


Sin embargo, muchos expertos han afirmado que esta prohibición a los compradores foráneos, que representaban entre el 2 % y el 7 % del total de los propietarios de viviendas en Canadá en 2021, no tendrá el efecto deseado de hacer más asequibles las viviendas.

En su lugar, señalan que es necesario construir más viviendas para satisfacer la demanda.

A mediados de enero, Canadá también anunció la introducción de un límite a los permisos para estudiantes extranjeros, cuyo número se disparó en los últimos años, agravando la crisis de la vivienda, de acuerdo con el Gobierno.


73 visualizaciones

Commentaires


bottom of page