Policías investigados por asesinato de Santiago Murillo, en libertad


En libertad fueron dejados el mayor de la Policía Metropolitana de Ibagué, Jorge Mario Molano Bedoya, y el teniente Andrés Parra, comandante del CAI Éxito de la calle 80.


Molano y Parra habían sido capturados por su posible participación en los hechos que terminaron con el asesinato del estudiante Santiago Andrés Murillo Meneses, quien fue baleado en medio de las manifestaciones del pasado primero de mayo en las calles de Ibagué, Tolima.


Murillo, de 19 años, recibió un disparo de arma de fuego a la altura del tórax y al instante fue llevado en motocicleta a la clínica pero falleció minutos después por la gravedad de la herida.


El Juzgado 188 Penal Militar asumió la investigación y dictó medida de aseguramiento contra los oficiales que fueron capturados el pasado 10 de mayo pero, tras una petición de revocatoria con base en nuevas pruebas aportadas al proceso, la medida de detención preventiva fue echada atrás con lo que los uniformados recobraron la libertad.


El proceso, en manos de la Justicia Penal Militar, está a la espera de la decisión que pueda tomar estos días la Corte Constitucional para conocer si es asumido por la justicia ordinaria como lo solicitan los padres de la víctima.


"Pedimos que la investigación la asuma la justicia ordinaria para que se haga justicia", afirmaron los padres.


Días atrás en una audiencia la Fiscalía afirmó que el responsable de esta muerte era el mayor Jorge Mario Molano, quien habría disparado su arma de dotación cuando el joven caminaba por la carrera Quinta con calle 60, de Ibagué, escenario de duras protestas y manifestaciones.


Incluso la Fiscalía aseguró que le disparó con su arma de dotación a unos 80 metros de distancia.

ELTIEMPO.COM

103 vistas