Pipe Bueno deberá pagar millonaria indemnización por concierto en Ibagué


Pipe Bueno, el cantante de música popular, deberá pagarle a un empresario una indemnización aproximada de 85 millones de pesos por no presentarse en el concierto del Día de la Madre en mayo de 2017, pese a que el coliseo del evento estaba repleto de público, en Ibagué.


Como en esa oportunidad sus canciones de despecho no sonaron, la celebración terminó en protestas de los asistentes que enfurecidos partieron vidrios, rompieron sillas y le causaron daños a las pantallas LED que promocionan el espectáculo por lo que las pérdidas en el escenario, tasadas por el empresario, sumaron 150 millones de pesos.


El 16 de octubre del año pasado el Tribunal Superior de Ibagué condenó al cantante a pagar 77 millones de pesos como indemnización al hallarlo civilmente responsable en este caso, pero la defensa acudió a una especie de apelación o recurso extraordinario de casación ante la Sala Civil-Familia de ese Tribunal.


Como ese recurso fue negado en los últimos días, a Pipe Bueno no le queda otra salida que pagarle al empresario, Julio Antonio Poveda, la suma fijada en el fallo de primera instancia más intereses por lo que la indemnización llegaría a unos 85 millones de pesos.


El contrato para el Día de la Madre de 2017 fue firmado por 45 millones de pesos para la presentación del cantante y el empresario entregó 30 millones de forma anticipada, pero al faltar 15 millones el artista no cantó y a cambio prefirió permanecer en un hotel de Ibagué.


Los empresarios señalaron que los 15 millones se pagaban con las ganancias por venta de licores pero los representantes del cantante no aceptaron esa negociación.


Ciudadanos de Ibagué que asistieron esa noche al evento recordaron que en el escenario, en vez de música de despecho, “lo que sí hubo fue una batalla campal con botellas y sillas lanzadas por todas partes”.


“Los asistentes al concierto explotaron de furia al conocer que Pipe Bueno no cantaría”, dijeron.


En las audiencias de conciliación ante los jueces el cantante ofreció 10 millones de pesos como indemnización, lo que nunca fue aceptado por el empresario Poveda.

eltiempo.com


4936 visualizaciones