Murió a los 94 años Lou Ottens, el inventor del casete


Lou Ottens, el inventor de las cintas de casete, murió el pasado 6 de marzo a los 94 años, aunque la noticia se conoció en las últimas horas. Ottens fue el cómplice de toda una generación que cambió la forma de escuchar sus canciones preferidas cuando reinaba el vinilo.


El holandés nació el 21 de junio de 1926. Fue el director del equipo de la empresa Hasselt, propiedad de Philips, que comenzó la creación del casete, una caja de plástico que tiene una cinta magnética que permite el registro y reproducción de sonido, en los años sesenta.


En 1963 se presenta el invento durante la feria IFA de Berlín. La fabricación en serie del producto fue en Alemania. El casete llegó a Estados Unidos hasta 1969 cuando la discográfica The Mercury Record Company encargó títulos en ese formato.


En 1979, inspirados en el icónico reproductor de música, Sony presentó el Walkman, un reproductor de audio portátil que tuvo un gran éxito en la década de los ochenta.


Tras el boom del casete en las décadas de los setenta y ochenta, llegó el CD, después los reproductores de música y, ahora, las aplicaciones de música, como Spotify. Sin embargo, en 2014 Sony lanzó un casete para recordar los tiempos de antaño, pero con una mejora para competir con la tecnología.


Sony, reinventó el objeto para que fuera capaz de almacenar 148 gigabytes por pulgada cuadrada, es decir, 185 terabytes de datos totales.


Y, en 2019, un equipo de diseñadores chinos desarrolló un artefacto que impacta en la nostalgia de quienes recuerdan el Walkman, un símbolo de los años ochenta, pero con tecnología del siglo XXI. Se trata del It´s OK, un reproductor de casete con tecnología bluetooth 5.0, según sus creadores, esto quiere decir que el usuario puede disfrutar de la música utilizando auriculares o parlantes inalámbricos.

elespectador.com

34 vistas