top of page

María Paula Salcedo es la portadora de las tradiciones de Toche


María Paula Salcedo Betancourt está preparada para mostrar la riqueza cultural y ambiental del corregimiento Seis en el Encuentro Municipal del Folclor. Ella espera impulsar la preservación del paisaje de este pulmón natural de Ibagué, a la vez que conquista al público con su talento.


La embajadora de Toche tiene 20 años, es técnico laboral en Música Andina Colombiana y cursa cuarto semestre de Licenciatura en Música en el Conservatorio del Tolima; según dice, la impulsó a participar en este reinado una compañera de estudio, quien, sintiendo su misma pasión, la introdujo al mundo de la danza al ver su interés por el rico patrimonio cultural y folclórico de Ibagué.


Con la mirada puesta en el futuro, aspira en convertirse en la Embajadora Municipal del Folclor porque como futura docente quiere seguir transmitiendo el rico legado cultural “e incentivar a nuevos artistas a superarse y empaparse de todo nuestro arte y tradiciones”.


Con paso firme…


En sus siete años de formación musical, María Paula ha demostrado una pasión contagiosa por su arte. Aunque al principio, cuenta, su compromiso pudo titubear, el descubrimiento de la música andina la cautivó profundamente.


Su incursión en la danza, aunque más reciente, ha sido igualmente impactante. Con apenas cuatro meses de práctica, domina las bonitas coreografías tradicionales y llegará al Encuentro Municipal del Folclor con su grupo dancístico Sonart; su parejo oficial, Johany Cárdenas, la agrupación musical 6/8 y el preparador musical Daniel Guevara.


Si la oportunidad de ser elegida como Embajadora Municipal se materializa, se compromete a representar con orgullo a Ibagué en cada escenario que pise y a “transmitir todo este arte tradicional a todos aquellos ciudadanos que lo dejan olvidado después de las fiestas”.


Aunque esta sea su primera incursión en un evento de esta magnitud, confía en su talento y su disciplina. Tiene la certeza de que su experiencia en la música andina y su vocación como docente la han guiado por un camino de autodescubrimiento y crecimiento personal, fortaleciendo su compromiso con la preservación de nuestra identidad.


Pero su responsabilidad no se limita al ámbito artístico: María Paula es también una defensora apasionada del medio ambiente y de la preservación de los recursos naturales. Es consciente del tesoro que posee su corregimiento, por ello aboga por su protección.


Entre las múltiples cosas que hacen especial a Toche está poseer “la reserva natural más grande de palma de cera, con un bosque que contiene el 86% de nuestro árbol nacional. Estando en mi corregimiento conectas con la naturaleza y te das cuenta de la importancia de preservar los bosques de niebla que son tan vitales para nuestro planeta”, sustenta.

9 visualizaciones

Comentarios


bottom of page