Madre de Sara Sofía se encuentra bajo valoración psiquiátrica en Ibagué


Carolina Galván Cuesta, madre de la niña Sara Sofía, permanece bajo atención psicológica y psiquiátrica en el Hospital Federico Lleras, de Ibagué, Tolima, a donde fue trasladada hacia las 4 de la tarde de este lunes luego de dos supuestos intentos de atentar contra su vida durante una audiencia virtual en la que un juez le dictó medida de aseguramiento.


“Está estable, es valorada por psiquiatría”, afirmó Luis Eduardo González, gerente del Hospital Federico Lleras.


Los detalles de lo que sucedió en medio de la audiencia fueron contados por Andrea Abella, directora de la Fundación Dignidad Abolicionista, que le brinda atención psicológica, psiquiátrica y jurídica a esta mujer de 21 años, oriunda del municipio de Puerto Berrío, Antioquia, pues, según fuentes, desde su niñez ha sido víctima de abuso sexual.


Abella aseguró que en medio de la audiencia Carolina pidió permiso para ir al baño, “pero trató de quitarse la vida con un vidrio y en ese instante la auxiliamos impidiendo que se lesionara”.


La audiencia virtual tuvo lugar en la sede de la Fundación Dignidad Abolicionista, en el barrio La Francia, de Ibagué. Allí estuvo acompañada de profesionales en varias ramas.


“Después de unos minutos del primer intento, ella forcejeó y trató de lanzarse al vacío desde un tercer piso, por lo que nuevamente la auxiliamos en ese terrible momento”, dijo Abella, que con apoyo de un equipo interdisciplinario de su fundación la trasladó al hospital de Ibagué.


No sufrió lesiones en su cuerpo en esos dos eventos, su problema es psicológico y psiquiátrico”, dijo.


Tras la valoración realizada días atrás por la fundación, se detectó que ha sido víctima de trata de personas por Nilson Díaz, “que la obliga a prostituirse y le quita el dinero”.


“Nilson es un proxeneta. La drogaba y eso fue confesado por él mismo. Ellos no son esposos, lo que ese señor hace es victimizarla y prostituirla para sacar provecho económico en beneficio suyo”, señaló la directora de la Fundación Dignidad Abolicionista.


Considera que Carolina Galván Cuesta es la más interesada en saber qué pasó con Sara Sofía y agregó que ha sido obligada por Nilson a decirles a las autoridades lo que a él le conviene en este proceso por la desaparición de la niña Sara Sofía.


“Ella fue abusada desde niña y abandonada por su mamá, ni siquiera sabe quién es el papá de Sara Sofía”, dijo.


Este martes, Carolina Galván sigue en el hospital, pero tiene custodia del CTI pues el juzgado le dictó nuevamente medida de aseguramiento.

eltiempo.com

217 vistas