Médicos colombianos desarrollaron un esperanzador tratamiento contra el coronavirus


Desde marzo, y previendo lo que estaba ocurriendo en los geriátricos en Europa con respecto al coronavirus, un grupo de médicos en Cali decidió hacerle frente a esta situación y procuraron que algo así sucediera en el Hospital Geriátrico y Ancianato San Miguel.


En las garras del coronavirus: ¿qué medidas rigen en Europa?

Por esto, los profesionales de la salud desarrollaron un exitoso tratamiento contra el coronavirus para evitar que sus pacientes, en tal caso se contagiaran, no se agravaran y su estado de salud no se viera afectado.


Lo primero que hicieron, según explica el médico farmacólogo Óscar Gutiérrez, fue implementar estrictas precauciones de bioseguridad: se suspendieron las visitas, se hizo obligatorio el uso de tapabocas, alcohol y lavado de manos constante.


Posteriormente, el grupo de expertos decidió clasificar a los 254 pacientes, con un promedio de edad de 79 años, según factores de riesgo del 1 al 9, siendo 1 los pacientes más vitales y autónomos, y 9 aquellos con más comorbilidades.


“Cuando llegó el brote al ancianato se hicieron pruebas y 59 dieron positivo. Decidimos llevar algunas estrategias: detención rápida de los casos; seguimiento terapéutico con ivermectina y nitazoxanida, antivirales que son también antiparasitarios, y le añadimos una dosis muy pequeña de aspirina para evitar la formación de coágulos de sangre”, dijo a La W el doctor Alberto Concha, investigador epidemiólogo.


Con este tratamiento, de los 59 pacientes que habían resultado positivo, 19 de ellos fueron hospitalizados dentro del mismo centro. Ninguno requirió traslado a UCI ni soporte ventilatorio.


Para los médicos, los tratamientos aplicados resultaron efectivos, pues pese a la avanzada edad de los pacientes (entre ellos una mujer de 102 años), se presentaron cero muertes. Todos los pacientes, tratados a tiempo con este método, que además es muy económico –llegó a costar entre 13 y 20 dólares por persona–, se recuperaron.


Además, en el mismo centro de atención para adultos mayores, las directivas adecuaron una zona especial para aquellos pacientes que llegaran a presentar síntomas sospechosos y otra zona para dar atención inmediata a los pacientes que lo requirieran.


El miedo que persistía entre los médicos, auxiliares, el personal, los familiares de los pacientes y ellos mismos es que si llegaba el virus a sus instalaciones, al menos la mitad de los adultos corrían el riesgo de morir, así que lo primordial fue: prevenir y actuar rápido ante cualquier eventualidad, de tal manera que ninguno de los adultos mayores tuviera que ser remitido a una unidad de cuidado intensivo.


Al respecto, la Secretaría de Salud de Cali envió un mensaje a la ciudadanía para no automedicarse y en tal caso usar los fármacos bajo el consentimiento de un médico.


La OMS también ha hecho varios llamados a no usar ciertos medicamentos como el antiviral remdesivir, considerado unos de los tratamientos más prometedores contra la covid-19, pues resulta ser poco efectivo para prevenir la muerte por esta enfermedad.


El medicamento “parece tener poco o ningún efecto en los hospitalizados por covid-19, como indican los índices de mortalidad, de inicio de asistencia respiratoria o de duración de estancia hospitalaria”, explica un estudio.


El remdesivir, que formó parte del coctel experimental administrado al presidente estadounidense Donald Trump tras haber contraído el coronavirus el mes pasado, es uno de los varios medicamentos revisados por este amplio estudio con más de 11.000 personas en 30 países.


Los datos, que aún no han sido revisados por otros médicos antes de publicarse en una revista científica, parecen contradecir al menos dos grandes estudios estadounidenses que mostraron que el ermdesivir podía reducir la duración de las hospitalizaciones de pacientes con covid-19.


*Con información de la AFP.

1146 visualizaciones