Los sueños de Santiago, el joven que murió en protestas de Ibagué


Hacer deporte en su bicicleta, con uniforme y casco, era la pasión de Santiago Andrés Murillo Meneses, el joven de 19 años que murió la noche del primero de mayo en medio de las protestas que realizaron grupos de manifestantes en la carrera Quinta con calle 60, en Ibagué, Tolima.


El estudiante recibió un disparo de arma de fuego en el tórax y al caer al piso fue llevado en moto a urgencias de la clínica Nuestra del barrio Varsovia, donde fue atendido pero lamentablemente falleció las 10:20 debido a la gravedad de la herida.


La entidad de salud confirmó que recibió un impacto de bala en el tórax.


Testigos responsabilizan de este caso a un patrullero de la Policía Metropolitana de Ibagué "accionó su arma" y la investigación del caso fue asumida en su parte penal por la Fiscalía y disciplinariamente por la Inspección General de la Policía.


“Un policía le disparó con su arma cuando caminábamos por la carrera Quinta, no hacíamos bulla, ni había pelea, ni nada de eso”, dijo un testigo que lo acompañó en el traslado a la clínica.


Murillo, hijo único que vivía con sus padres en el sector Milenium II, cerca del centro comercial Multicentro, en Ibagué, estudiaba último año de bachillerato en el colegio Europeo Campestre Villa Alejandra y entre sus sueños estaba ingresar a la universidad “para salir adelante y montar empresa”.


Sus amigos y vecinos le han rendido homenajes con flores y han realizado multitudinarios plantones en varios puntos.


“Lo mataron, exigimos justicia”, señalaron allegados a su familia.


En medio del dolor su padre Miguel Murillo lo definió como un joven juicioso, obediente y educado “que no era revoltoso ni problemático”.

Aseguró que “no era un joven de estar en las esquinas con otros, ni de tirar piedra, yo a diario le hablaba del respeto”.


“Le gustaba mucho montar en su bicicleta, entrenamos los dos, era un enamorado del deporte”, dijo el padre de familia.


“Estamos muy dolidos, les pedimos a la policía y a los manifestantes que paren con este problema que afecta a mucha gente”, señaló.


Sus familiares señalaron que, la noche de los hechos, Santiago Andrés caminaba hacia su casa luego de visitar a su novia en el sector de Santa Helena cuando fue sorprendido por el disparo que le quitó la vida.


Su novia, Estefanía Silva, dijo en redes sociales que “un policía le disparó en el pecho cuando caminaba con un grupo de personas”.


El general Jorge Luis Ramírez, inspector general de la Policía Nacional, quien se encuentra en Ibagué, señaló que la institución “prestará todo el apoyo y pondrá las capacidades institucionales a disposición para que la muerte de Santiago Andrés sea aclarada lo más pronto posible”.

eltiempo.com


1,526 vistas