Los mejores remedios caseros para reducir las bolsas en los ojos


La piel es el órgano más grande que tiene el ser humano, de ahí la importancia de su cuidado. Una de las zonas más frágiles de la piel se encuentra ubicada en el rostro, justo en el contorno de los ojos, debido a la escasez de glándulas sebáceas. El paso del tiempo, el estrés, el cansancio, la falta de sueño y varios trastornos físicos y emocionales suelen verse reflejados en ese lugar.


Otras condiciones a las que las personas están expuestas tales como el sol, la toxinas, la contaminación y otros factores ambientales también tienen efectos negativos en la dermis. Un estudio realizado por el Centro de Salud San Fermín de Madrid y citado por Mejor Con Salud hace hincapié en la necesidad de protegerse frente a los rayos de sol para evitar problemas cutáneos.


Entre los problemas más comunes que suele sufrir el contorno de los ojos es cuando se generan bolsas en ese lugar de la cara: una inflamación de los párpados inferiores causada por la retención de líquidos y las dificultades en la circulación. Hay que dejar en claro que las bolsas en los ojos no son consideradas como un problema de salud, sin embargo, muchos buscan disminuir su tamaño por razones estéticas.


Como con todo lo relacionado con la salud, hay remedios caseros que puede poner en práctica para ayudar a reducir estas molestas bolsas que se hacen en la zona inferior de los ojos, recogidos por Mejor Con Salud.


Manzanilla

Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Biomédicas “Victoria de Girón” encontró que el tónico de manzanilla contiene propiedades antiinflamatorias y calmantes, el cual al ser combinado con pétalos de rosas es ideal para cuidar el contorno de los ojos y del cutis, ayudando a ocultar las bolsas en los ojos.


Tres cucharadas de flores de manzanilla (30 g), seis pétalos de rosas y un vaso con agua (200 ml) son los únicos ingredientes que se necesitan. En primer lugar, tomar una olla, en la que se verterán todos los ingredientes para ponerlos en el fogón. Llevar la mezcla hasta el punto de ebullición, bajar el fuego y dejar los elementos en infusión durante cinco minutos más. Cuando la preparación haya reposado, colar la mezcla y vertir el contenido en un frasco hermético.


Tome dos trozos de algodón y sumérjalos en el tónico, los cuales deberá aplicar abajo de los ojos haciendo masajes circulares suaves. No es necesario enjuagar y puede aplicar esta mezcla todos los días antes y después de dormir.


Aguacate

Si bien aún hacen falta investigaciones concluyentes, a lo largo de los años se ha creído que los ácidos grasos esenciales del aguacate pueden ayudar a disminuir las bolsas de los ojos, así como también a nutrir la zona para evitar la aparición de arrugas tempranas. Pese a lo anterior, un estudio publicado por el Colegio de Farmacia de Bombay (India) y citado por Mejor Con Salud destaca que las evidencias sobre el retinol (principal compuesto del aguacate) y su relación con el envejecimiento aún deben seguir siendo investigadas.


Solo se necesita de medio aguacate maduro y una cápsula de vitamina E para preparar la mezcla. En primer lugar, extraer la pulpa del medio y dejarla en un recipiente, luego agregar el contenido de una cápsula de vitamina E y mezclar muy bien los ingredientes hasta obtener una pasta. Este producto deberá ser aplicado por todo el contorno de los ojos y en las áreas deseadas, dejarla actuar durante 20 minutos y luego lavar la cara muy bien. Repetir esta receta todos los días hasta que se logre eliminar las bolsas en los ojos.


Aceite de almendras y rosas

El aceite de almendras es un aliado para hidratar la piel, además ayuda a eliminar las bolsas de los ojos y previene la formación de pequeñas arrugas, según afirma un estudio realizado por el Hospital General de Salisbury. Este elemento mezclado con las propiedades analgésicas de los pétalos de rosas se convierte en una solución natural contra las bolsas, ojeras y otras imperfecciones de la piel.


Cáscara de limón: estas son todas sus propiedades y beneficios para la salud

Los únicos ingredientes que se necesitan son media taza de aceite de almendras dulces (120 g) y todos los pétalos de una rosa. Para comenzar, tomar los pétalos de rosa y vertirlos en la media taza de aceite de almendras, dejarlos macerando durante 24 horas. Pasado este tiempo, filtrar el aceite y almacenarlo en un frasco de vidrio, en el que más adelante se introducirán dos trozos de algodón para aplicar el producto sobre las bolsas de los ojos. No es necesario lavar la cara, solo dejar que la piel absorba muy bien el producto.

semana.com


53 vistas