Los mejores hábitos para bajar de peso todos los días


Bajar de peso puede convertirse en un objetivo difícil de cumplir. Sin embargo es importante hacerlo, teniendo en cuenta el caso de cada individuo. Mantener un peso saludable contribuye al bienestar general del cuerpo humano. “Controlar su peso contribuye a la buena salud ahora y a medida que se envejece. Por el contrario, las personas que tienen obesidad, en comparación con las que tienen un peso saludable, tienen un mayor riesgo de sufrir muchas enfermedades y afecciones graves”, explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.


Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunos hábitos que pueden ser aplicados diariamente para mantener un peso saludable.


Organizar la cocina


La cocina puede convertirse en un factor desencadenante de malos hábitos alimenticios. Esto puede suceder si la despensa está llena de alimentos con contenido alto de azúcar. Para seguir una dieta saludable reorganizar la cocina puede ser una opción.


¿Cómo hacerlo?


Ubicar los alimentos saludables a primera vista. Para esto se puede poner una taza de frutas y verduras ya preparadas para consumir en la nevera.

Dejar los productos poco saludables fuera del alcance. Lo ideal es no comprarlos, porque se puede caer en la tentación.

Utilizar platos pequeños para medir la cantidad y porción de alimentos que se van a consumir.


Mantener una la alimentación saludable

Uno de los errores de algunas personas es no desayunar. Dentro de las razones más comunes están el afán o la costumbre de no hacerlo. “Un estómago vacío es una invitación a comer en exceso. Comience el día con pan integral o cereales, leche baja en grasa o yogur y un pedazo de fruta”, precisa Medline Plus.

Planear las comidas es una opción para no perder tiempo al momento de elegir lo que se va a comer. Una de las excusas de muchas personas para consumir productos no saludables es que no saben qué preparar.

Comer sin estar frente a una pantalla, ya sea el celular, el computador o la televisión. “No sólo se pierde la degustación de los alimentos, sino que es más propenso a comer en exceso”, detalla la Biblioteca.


Eliminar los viejos hábitos

Escuchar el cuerpo y prestar atención a la sensación que provocan algunos alimentos.

No comer con rapidez. “Descargue el tenedor entre bocados o tenga una conversación mientras come. Al moderar el ritmo usted mismo, le da a su estómago la oportunidad de sentirse lleno”, indica Medline Plus.

Leer la información nutricional de cada alimento. Es importante tener conocimiento sobre lo que se ingiere.

Cambiar el lenguaje que se utiliza al hablar de la comida. “En vez de decir “yo no puedo comer eso”, diga “yo no como eso”. Decir que ‘no puede’ logra hacerlo sentir que se está privando de algo. Decir que ‘no come’ lo pone a usted al mando de la situación”, precisa la Biblioteca.


Consejos para bajar de peso

Evitar el azúcar

El cuerpo humano necesita azúcar para funcionar de manera óptima. Sin embargo, el consumo en exceso puede acarrear grandes afectaciones en la vida de las personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en disminuir el consumo de azúcares.


“Tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres se debería reducir a menos del 10 % de la ingesta calórica total. Una reducción por debajo del 5 % de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud”, afirma.


Aumentar el consumo de frutas y vegetales

El sitio web resalta la importancia de agregar frutas y vegetales a la alimentación diaria. Estos alimentos se pueden comer en pequeñas porciones y diferentes horas del día. Ambas son buenas opciones para obtener energía y múltiples beneficios.


Disciplina con la rutina de ejercicios

La actividad física también es un elemento importante para obtener buenos resultados al momento de subirse a la báscula. No es necesario ir a un gimnasio para quemar grasa. La OMS explica que la actividad física es “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. La actividad física hace referencia a todo movimiento, incluso durante el tiempo de ocio, para desplazarse a determinados lugares y desde ellos, o como parte del trabajo de una persona”.

semana.com

122 visualizaciones