Lluvias serán hasta 40% más fuertes en los próximos meses


En menos de dos semanas iniciará de manera oficial la primera temporada de lluvias del año, cuyas precipitaciones podrían estar entre 10 y 40 por ciento por encima de lo normal, según lo ha informado el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), dado el impacto del Fenómeno de la Niña.


Esta temporada inicia oficialmente el 16 de marzo, por lo que en este momento se registra la transición que evidencia el final de la época seca en la cual las lluvias estuvieron a la orden del día especialmente en las regiones Andina y Pacífica.


La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), en el país se han registrado, desde el primero de enero de 2021 y hasta este viernes, 5 de marzo, un total de 236 eventos por lluvias, la mayor parte de ellos movimientos en masa (117), inundaciones (35) y vendavales (31). Estas emergencias se han presentado en 152 municipios de 23 departamentos, siendo Nariño, Huila, Cauca, Cundinamarca y Risaralda los más impactados.


Pero si bien la niña ha impactado, también las regiones en donde las lluvias han estado ausentes de han registrado afectaciones por cuenta de los incendios que han arrasado con miles de hectáreas de ecosistemas.


Habrá más precipitaciones

Los próximos meses estarán cargados de más lluvias. Según Christian Euscátegui, meteorólogo de Videoclimet y director de la Maestría en Gestión del Riesgo de la Escuela de Ingenieros Militares, si bien La Niña ya está entrando en su fase de decaimiento, existen otros factores meteorológicos de pocos días, que han venido incidiendo desde finales de febrero y se espera estén presentes por cerca de dos semanas más, razón por la cual, estaría empatando con el “normal” inicio de la primera temporada de lluvias. En este contexto, dice, debe exceptuarse la Región Caribe en donde las lluvias serían escasas o nulas por lo menos durante el mes de marzo.


Según el Ideam, “marzo es un mes de transición hacia la temporada de mayores lluvias del primer semestre, que tiene sus máximos de precipitación entre abril y mayo, particularmente, en el centro del país. Lo anterior, sumado a la incidencia de algunos sistemas generadores de lluvias en la escala local y la presencia del fenómeno La Niña, ha hecho que durante los últimos días se presente un aumento considerable de la nubosidad y las precipitaciones en el país”.


Se espera que las intensidades de las lluvias sean más altas en horas de la tarde y noche y con disminución de las mismas en la madrugada y las mañanas. Los pronósticos indican que los próximos días sean lluviosos especialmente en zonas de Chocó, Valle del Cauca, Nariño y Cauca, Santander, Norte de Santander, Risaralda, Quindío, sectores de Boyacá, Tolima y Huila. Así mismo, las precipitaciones pueden estar presentes en el Piedemonte del Putumayo, Caquetá, Amazonas y Guainía.


Ante este nuevo panorama, el Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, activó los diferentes comités municipales y departamentales en el país. “Hago un llamado para que todos los colombianos estén muy atentos de boletines e información oficial, tanto de la UNGRD como de las entidades operativas y muy especialmente por parte de las alcaldías se van a estar circulando en los próximos meses”, manifestó el director de la entidad, Eduardo José González.


Alertas hidrológicas

En este momento se presenta una alerta roja por crecientes súbitas en el río Sumapaz y sus afluentes, particularmente en los municipios de Cabrera, Pandi, Melgar y Silvania (Cundinamarca), ante posibles afectaciones por desbordamientos e inundaciones; así mismo, por desbordamiento en un sector de la cuenca del río Patía.


También hay otras zonas en alerta naranja, por ejemplo, las cuencas del centro y sur de Chocó, particularmente la cuenca alta y media del río Atrato y algunos sectores del río Baudó. Así mismo, en un sector de la cuenca del río Sogamoso y del río Negro, en la del Cauca en sectores de Valle, Cauca, Quindío y Risaralda, en la cuenca alta del Magdalena (río Saldaña, río Páez y cuenca baja y media del río Bogotá) y de igual forma, en una zona puntual del río Guayuriba, en el Meta.

98 visualizaciones