La esposa de Vicente Fernández hizo una petición ante el delicado estado de salud del cantante


El grave estado de salud del famoso cantante de rancheras mexicano Vicente Fernández, quien se encuentra en cuidados intensivos tras sufrir una caída en su casa en Guadalajara, mantiene en vilo a su esposa María del Refugio, conocida cariñosamente como Doña Cuquita, y a todos sus familiares, incluido el también famoso cantante Alejandro Fernández.


Una amiga muy cercana de la esposa de Fernández reveló en una entrevista al portal mexicano de noticias de farándula TV Notas que Doña Cuquita se encuentra muy “triste y desesperada”, y que quiere que Vicente abandone el hospital para cuidarlo ella misma en su rancho Los Tres Potrillos.


La hospitalización de Vicente Fernández se produjo el pasado 6 de agosto, cuando fue llevado de emergencia al hospital por sufrir una caída como consecuencia de los síntomas del síndrome de Guillain-Barré, el cual se le diagnosticó en el centro asistencial. Su estado de salud se ha agravado en los últimos días, según contaron familiares del artista.


Sobre el estado de salud de Fernández, lamentó la fuente que cuando él mostraba mejoría se contagió de covid-19 dentro de las instalaciones del hospital y, por consiguiente, todo avance resultó en vano. Detalló que Vicente no mueve su cuerpo, sólo los ojos; tampoco puede respirar por sí mismo y por ese motivo le hicieron una traqueotomía. “Mucho menos puede comer solo, entonces, cada vez está más delicado su estado”, dijo la amiga de Doña Cuquita, quien precisó que la incondicional pareja de ‘Chente’ no se quería despegar ni un momento de él, por lo que iba todos los días a verlo.


Otra de las situaciones que ha mantenido preocupada a la familia Fernández es que Doña Cuquita tuvo que ser intervenida quirúrgicamente de emergencia por una hernia en el vientre y solo permaneció tres días en el hospital.


Antes de que el estado de salud de Vicente Fernández se agravara, ya su esposa le había pedido a sus hijos que hablaran con los doctores para que permitieran que el cantante se fuera al rancho con todos los cuidados, precisó la amiga. De hecho, la familia estaba cotizando aparatos y averiguando para contratar tres enfermeros que estuvieran las 24 horas del día con él, para tenerlo cerca y estar juntos.


Sobre las complicaciones o los riesgos al trasladar al cantante, la confidente de Doña Cuquita dijo que precisamente eso fue lo que le explicaron los médicos a ella, que ya es imposible moverlo en sus condiciones. Además, recalcó que los doctores le advirtieron que si le pasaba algo en el traslado a casa, no podrían actuar tan rápido como en el hospital.


Además de los momentos de angustia que vive la familia del astro mexicano, según la fuente, que no identificó TV Notas, aparentemente hay problemas entre los hijos de Vicente, ya que Gerardo (el segundo hijo) está distanciado de Vicente júnior (el hijo mayor) porque no les gusta que ventile públicamente todos los problemas y le prohibieron hablar con la prensa.


La amiga de Doña Cuquita afirmó que el Alejandro Fernández es el hijo más afectado de Vicente, con la hospitalización de su padre, y que incluso, está sufriendo depresión por ver que su progenitor poco a poco se le va. Sus hijos también están muy tristes, pero por ahora no pueden hacer más, sólo esperar”.


El pasado 16 de septiembre, a través de un comunicado enviado a los medios, los médicos que atienden al cantante mexicano Vicente Fernández informaron que el artista presentaba una leve mejoría neurológica, aunque se mantiene en terapia intensiva y con respiración asistida.


“Don Vicente continúa en el área de terapia intensiva por el tipo de cuidado que requiere. Se ha mantenido estable con cambios notorios en su estado neurológico; su evolución ha sido lenta, pero se ha mantenido con muy discreta tendencia hacia la mejoría”, indicaron los galenos en un comunicado conjunto con la familia del cantante de música ranchera.


Los especialistas que atienden a Fernández también han indicado que esperan retirarle pronto el tubo que asiste su respiración, tras la traqueotomía que le realizaron en días pasados; así mismo, dicen que la inflamación de sus vías respiratorias va en descenso.


“Tolerando adecuadamente alimentación por medio de sonda de gastrostomía. Aún persiste alterada coagulación. Movilidad periférica ausente. Continúa rehabilitación física, se sienta en reposet [tipo de sillón diseñado para brindar comodidad y descanso sin estar totalmente acostado]. Al momento sin infecciones graves”, agregaron en el comunicado.

semana.com

268 vistas