top of page

“La coalición política pactada ha terminado hoy”: Petro rompe con sus aliados por reforma a la salud


El presidente Gustavo Petro rompió el silencio sobre la solicitud de renuncia protocolaria a todos los ministros de su gabinete que, según él, se da con el fin de hacer un “replanteamiento” de su Gobierno.


El mandatario colombiano señaló que las decisiones políticas que se tomaron este martes, en referencia al no apoyo de varios partidos que hacían parte de la coalición del Gobierno, pero que no acompañarán el proyecto de reforma a la salud, lo llevaron a tomar determinaciones.


“La invitación a un pacto social para el cambio ha sido rechazada. Quienes se han enriquecido con el uso del dinero público no se han dado cuenta que la sociedad demanda sus derechos y que eso implica el dialogo y el pacto”, escribió el jefe de Estado en Twitter.


Petro aseguró que “la coalición política pactada como mayoría ha terminado en el día de hoy por decisión de unos presidentes de partido. Alguno de los cuales amenaza a la mayoría de su propia bancada. A pesar del voto mayoritario en las urnas que pide un cambio en Colombia este se intenta cerrar con la amenaza y el sectarismo”.


Además, el Presidente dijo que “tal situación nos lleva a un replanteamiento del gobierno”, por lo que sigue en firme la renuncia protocolaria exigida a su equipo de ministros, para tomar nuevas decisiones y cerrar la coalición de Gobierno.


Es claro que los partidos Conservador y Liberal dieron un paso al costado de la coalición del Gobierno con su decisión de no apoyar la reforma presentada por el Gobierno, en cabeza de la ministra de Salud, Carolina Corcho.


Ese distanciamiento se hizo más evidente este martes, luego de que el líder del partido Liberal, el expresidente César Gaviria, enviara un ultimátum a la bancada en el Congreso para que votaran de forma negativa la reforma a la salud.


Gaviria, a través de un comunicado, anunció sanciones para quienes se aparten de las decisiones que se consideran de bancada, lo que supone a aquellos que reciban nombramientos u otro tipo de prebendas o compromisos de recursos para destinos públicos o privados.


Además, Gaviria señaló que los parlamentarios están obligados a asistir a las sesiones del Congreso, salvo excusa válida, presentada ante la mesa directiva de la corporación, o ponerse de acuerdo para no asistir a las reuniones de comisiones o plenarias.


El anuncio de Gaviria produjo una reacción, casi que inmediata, del presidente Gustavo Petro, quien aseguró que el líder de la bancada liberal se estaba yendo en contra de su mismo partido.


“El presidente Gaviria se va en contra de su propio partido. Lamentable que un liberal vote obligado por los nostálgicos del poder. Sancionar por ejercer la libertad”, afirmó Petro.


Por el lado de los conservadores también quedó claro que no acompañarán el proyecto del Gobierno Nacional y que es “obligación” de todos los representantes y senadores de la colectividad votar “negativo” la totalidad de los artículos dentro del trámite en el Congreso.


Cabe resaltar que el pasado 27 de febrero se dio el primer remezón en el gabinete de Petro, tras la salida de los ministros Alejandro Gaviria (Educación), María Isabel Urrutia (Deporte) y Patricia Ariza (Cultura), bajo razones que todavía no son de claro conocimiento por la opinión pública.

elpais.com.co

86 visualizaciones

コメント


bottom of page