Investigación del Cere develó las afectaciones por Covid en Ibagué

La investigación buscó a través de cifras y estadísticas determinar los impactos del Covid-19, que laboralmente han tocado con mayor fuerza a mujeres y jóvenes.Sumado a las afectaciones a la salud que trae consigo el Covid-19, la pandemia ha impactado a la población también en materia económica, de empleo e incluso de conectividad.



El Centro de Estudios Regionales, Cere, de la Universidad del Tolima, hizo una aproximación para conocer los impactos de la pandemia en la Capital del Tolima.

El comportamiento del Covid Frente al comportamiento del Covid-19 en la ciudad, el Cere indicó que de las ciudades que hacen parte de la Región Administrativa de Planeación Especial, Rape, Ibagué y Neiva registran los porcentajes más bajos de recuperados, por lo que tal como está estimado por el INS a finales de septiembre habrán altos niveles de propagación del virus. Asimismo, indicó que la edad de mayor contagio se da en las personas que están su etapa productiva,  entre 30 y 39 años, seguidas por las de 20 a 29 años, lo que para el centro de estudios indica que el contagio tienen relación con la reapertura de sectores económicos, teniendo en cuenta que son estas personas quienes deben salir a buscar el sustento para sus hogares. “La necesidad por generar ingresos lleva a que las personas tengan que salir de sus casas para producir, exponiéndose a un mayor contagio, y por otra parte, en el caso de Ibagué, la distribución de casos por sexo reflejarían una baja participación de las mujeres en el mercado laboral”, indica la investigación. Informalidad en comunas Pese a que no existe información socioeconómica detallada de las personas contagiadas en la ciudad, el Cere según la información entregada por la Secretaría de Salud, indicó que las comunas de mayor contagio son la Seis, Siete, Ocho y Nueve, en esta última se suman las personas privadas de la libertad del Coiba de Picaleña. “Estas comunas tienen en común que cuentan con altos niveles de trabajo informal, rezagos en términos de educación y hay unos porcentajes importantes de personas que no tienen acceso a los servicios de salud, eso se constituye en un caldo de cultivo para la pandemia”, indicó Mónica Calderón, investigadora del Cere. La profesional indicó que, si bien se han implementado restricciones para contrarrestar la pandemia, las personas con empleos informales de alguna manera tienen que generar un sustento para sus familias y son quienes se ven más susceptibles a adquirir el virus. El impacto en empleo Frente al empleo y teniendo en cuenta que Ibagué, según el Dane, sigue siendo la segunda ciudad con mayor desempleo en el país, el Cere destacó el impacto que tuvo la pandemia en el mercado laboral femenino. Según el Cere, el cierre de establecimientos producto del confinamiento, ha impactado en su mayoría negocios en donde se requiere en su mayoría la mano de obra femenina. “Los sectores económicos que son más intensivos en mano de obra femenina como es el comercio, restaurantes, el servicio doméstico, son quienes han sufrido la mayor afectación con las restricciones. La mujer es quien se ve más afectada y las soluciones al tema de desempleo en Ibagué no deben ser generales, deben tener un enfoque diferencial”, acotó Calderón. Durante la pandemia la mayor pérdida de empleo se concentró en los empleados domésticos, trabajadores familiares sin remuneración y patrones y empleadores, además se registró una caída en el trabajo de jornaleros o peones que en su mayoría están relacionados con actividades agrícolas, pese a que este último sector se considera como uno de los menos vulnerables por la pandemia. Sin embargo, el deceso en las actividades laborales también deja ver que, “en el caso de Ibagué existen más allá de las restricciones propias de la pandemia otros factores de tipo estructural que pueden explicar este comportamiento”. Asimismo, otro de los grupos afectados en la pandemia es el de los jóvenes, según el Cere en el último trimestre se ha presentado una reducción en el número de ocupados del 45%, pasando de 57 mil en el 2019 a 32 mil en el 2020. “Ibagué ha sido una de las ciudades donde el impacto negativo de la pandemia en el mercado laboral se ha sentido más fuerte, sin embargo, es importante tener en cuenta los efectos diferenciales de la crisis para la generación de soluciones”, puntualizó el Cere. La conectividad en evidencia Otro de los impactos en la pandemia recae en la conectividad que existe en la ciudad y se evidenció con las clases virtuales y el teletrabajo, según el  Censo Nacional de Población 2018, en Ibagué solo el 53.91% de las unidades de vivienda cuentan con servicio de internet. Sin embargo, la diferencia también existe por comunas, pues en la Cinco y la Nueve tienen mayores porcentajes de cobertura que comunas ubicadas al sur de la ciudad como la Once, Doce y Trece. “Indudablemente tendrá un impacto negativo para sus habitantes, no sólo durante la pandemia sino en la post-pandemia, teniendo en cuenta que el uso de internet se impondrá como parte de la nueva normalidad, tanto para la educación como para la actividad económica”, dijo el Cere. El nivel de conectividad  también es bajo para el sector empresarial, pues según el Cere, la gran mayoría no ve necesario, ni siquiera, el acceso a internet dentro de sus establecimientos y se conforman con el uso de teléfonos móviles. “Los anteriores resultados muestran que tanto a nivel de hogares como de establecimientos productivos se hace necesario implementar estrategias conducentes no sólo a aumentar la cobertura de internet, sino tal vez lo más importante, a capacitar en el uso y potencialidades de esta herramienta, sobre todo en un contexto donde la virtualidad se constituirá en algo esencial para el desarrollo económico y productivo”, puntualizó el Centro de estudios. La percepción del Covid-19 En los impactos negativos, el mayor reseñado en materia del Covid-19 tiene que ver con la salud mental, muchos ciudadanos afirmaron tener estrés, preocupación o depresión. Piden un mayor análisis Los investigadores trabajaron con información del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el Instituto Nacional de Salud (INS) y la Alcaldía de Ibagué; sin embargo, resaltaron que no hay suficiente información estadística de carácter local para su respectivo análisis. El Cere considera necesario que el Gobierno local y departamental, genere mediciones de impacto que no solo aporten a la academia, sino que permiten que se tomen decisiones de fondo para la ciudadanía. “Se tienen que tomar en serio el conocimiento de los impactos de la pandemia para tomar buenas decisiones de política pública, porque si nadie está haciendo estudios, los únicos que tenemos son los que tiene el Dane a nivel nacional, cómo vamos a hacer la  reactivación económica y todo lo que nos prometemos hacer para salir de la crisis”, aseveró Andrés Tafur, director del Cere. Mónica Calderón, participante de la investigación indicó que muchos de los datos que existen y que son de público conocimiento no generan soluciones efectivas, sobre todo pensando en la situación que se viene después de la pandemia. Frase "Se tienen que tomar en serio el conocimiento de los impactos de la pandemia para tomar buenas decisiones de política pública", Andrés Tafur, Director del Cere.

EL NUEVO DÍA

246 vistas

Dirección

​Carrera 3 # 12 - 36

C.C. Pasaje Real Piso 8

Ibague, Tolima

Contacto

(8) 2 61 1215

(8) 2 61 0732

(8) 2 61 7414

E -mail:

gerencia@tolimafm.com

oyentes@tolimafm.com

  • Icono social de YouTube
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
Android.png
Apple.png

© 2020  Derechos Reservados Radio Lumbí LTDA "Tolima Stereo 92.3 F.M". | Diseñado con WIX por Alejandro Franco | Concepto Creativo por Alexander Rondell