Gobernador visitó Curalito para llevar soluciones que permitan restablecer movilidad a la línea


En la vereda Curalito, en el eje vial Ibagué -Cajamarca, el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco Valero, la alcaldesa encargada de Ibagué, Johana Aranda Rivera, los representantes de la APP Gica y la Agencia Nacional de Infraestructura ANI, permitieron concretar acuerdos con 20 familias damnificadas por los movimientos de tierra en esta zona de la Cordillera Central por las fuertes lluvias.


El mandatario seccional afirmó que como parte de los acuerdos se entregarán, por tres meses, subsidios a las familias afectadas. Además, desde el próximo lunes, la Lonja del Tolima empezará a caracterizar cada uno de los predios para hacer los respectivos avalúos catastrales que luego permitan negociaciones.


“Nos queda claro a las instituciones y a las familias campesinas que es necesario desalojar. La ANI también hará el estudio de la falla para determinar las alternativas ideales de intervención vial”, explicó.


De igual manera, el mandatario seccional indicó que la meta es restablecer la movilidad en un tiempo no superior a un día para permitir que regrese la normalidad “a uno de los ejes de movilidad más importantes y estratégicos del país”, puntualizó.



42 visualizaciones