top of page

Familiares de Alejandro Montenegro han sido amenazados


No cesa la indignación por la situación acontecida el domingo pasado en el estadio Manuel Murillo Toro, cuando un seguidor del Deportes Tolima saltó al campo de juego para agredir a Daniel Cataño, jugador de Millonarios.


Alejandro Montenegro, el agresor, en la tarde del lunes quedó en libertad y de inmediato grabó un video pidiendo perdón por el hecho cometido.


Ahora bien, sorpresivamente fue el padre de Montenegro quien salió a dar explicaciones y a hacer algunas precisiones sobre el ataque a Daniel Cataño.


Dairo Montenegro habló en un medio nacional luego del accidentado partido entre Deportes Tolima y Millonarios –del que ni siquiera se jugó un minuto– y trató de bajarle el tono a la situación que ha sido motivo de debate nacional.


Inocultablemente, la familia Montenegro tiene cierta preocupación por las consecuencias legales que se puedan venir por este caso.


Y es que, de acuerdo con don Dairo Montenegro, la familia luego del lamentable hecho ha recibido una serie de amenazas por todo lo que está pasando. De hecho, Alejandro debió ser llevado a un lugar distinto a su hogar, por cuestiones de seguridad.


“A Alejandro por seguridad no lo tenemos en el hogar, lo tenemos en un sitio reservado, por las situaciones que están pasando. Hemos tenido amenazas la familia, incluyendo a la esposa, mi persona y el mismo Alejandro”, insistió el padre que con cada palabra trató de zanjar la discusión sobre el ataque a un futbolista en un estadio.


Además, el papá del agresor dijo que el celular de la esposa de Alejandro está lleno de amenazas, una situación que se pondrá en manos de las autoridades competentes.


“Nosotros debemos entablar lo que creemos correspondiente que tenemos que hacer. No se había pedido hacer nada porque él estaba con medida de aseguramiento”, dijo.


Sin embargo, don Dairo Montenegro fue claro en advertir que hay cierta responsabilidad de Daniel Cataño en lo sucedido, por cuenta de sus provocaciones a los aficionados que estaban en la tribuna oriental del estadio.


“Tratemos de bajarle el nivel de agresividad a los aficionados porque, dependiendo de eso, es que vienen todas las amenazas por redes”, sostuvo el padre del agresor.


El debate sigue abierto sobre un hecho que fue escándalo mundial, al ser divulgado por la prensa en varios países.

rcnradio.com



77 visualizaciones

Comentarios


bottom of page