Extraño bebedizo sería la causa de muerte de un joven en Ibagué.


Un extraño bebedizo ingerido para curar una enfermedad pulmonar sería la causa del fallecimiento de Eison Capera Tapiero, un campesino que residía en la vereda El Topacio, en el municipio de Ortega, Tolima.


La historia de este agricultor de 25 años comenzó cuando, al presentar complicaciones respiratorias, decidió ingerir una ‘fórmula mágica’ elaborada a base de hierbas a las que en algunos municipios del Tolima les atribuyen propiedades medicinales pues muchos creen que contrarresta todo tipo de enfermedades.


De acuerdo con lo narrado por su familia, el joven visitó un yerbatero que le recomendó sus recetas mágicas, pero el efecto fue contrario y que las dificultades respiratorias empeoraron, por lo que fue llevado a la Unidad de Salud de Ibagué (USI).


Recibió atención oportuna, pero, pese a que un equipo de médicos trató de reanimarlo, el paciente falleció el domingo anterior por lo que el cuerpo fue trasladado a medicina legal para precisar las causas del deceso, aunque se cree que presentó paro cardiorrespiratorio.


Los familiares de Eison Capera confirmaron en la USI que debido a problemas de asfixia había sido trasladado de Ortega a la casa de un chamán en el barrio El Salado, de Ibagué, pero sus síntomas de asfixia empeoraron tan pronto salió de ese lugar por lo que decidieron buscar la ayuda de los médicos.


Algo que llamó la atención en la Unidad de Salud fue un olor fuerte en la boca del joven y algunos bebedizos que los familiares cargaban en frascos, los cuales están en manos de las autoridades para efectos de investigación.


Capera Tapiero, padre de un hijo menor de edad, se dedicaba a las labores del campo en Ortega y sus familiares exigieron una investigación para determinar con precisión las causas de su muerte y si el bebedizo pudo generar complicaciones de salud.

Sobre este caso opinó Alfredo Capera, líder indígena del resguardo Vuelta del Río Centro, en el municipio de Ortega, quien aseguró que, tal vez, el joven fue asistido “por un charlatán, por una persona sin mayores conocimientos de medicina ancestral”.


Señaló que, en pueblos del Tolima como Coyaima, Natagaima, Ortega, Planadas, Rioblanco, Chaparral e Ibagué, entre otros, existen médicos ancestrales con amplio conocimiento para curar enfermedades a base de plantas medicinales.


“Muchos indígenas y campesinos tienen su médico ancestral de confianza”, dijo Alfredo Capera y agregó que, cuando la enfermedad es grave, se recomienda acudir a clínicas y hospitales.


El líder indígena dijo que, por ejemplo, “para el Covid-19 nos suministran preparaciones efectivas a base de plantas medicinales que nos han guardado del ataque de ese virus”.

505 vistas