top of page

Estudio de Harvard revela los 5 alimentos que “arruinan” negativamente la memoria


Para nadie es un secreto que la salud cerebral es uno de los aspectos más importantes en la vida de cualquier ser humano. Un estilo de vida saludable ayuda, por ejemplo, a prevenir la pérdida de memoria, pero, por el contrario, costumbres negativas aumentan la rapidez de su padecimiento.


La pérdida de memoria hace referencia a la incapacidad inusual de recordar información. Puede manifestarse como la dificultad para tener presentes hechos recientes o acceder a recuerdos, o ambas cosas, explica Medline Plus, Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.


La alimentación puede afectar la salud del cerebro, es más, ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer o el Parkinson. Pero, por el contrario, se ha evidenciado que existen alimentos puede empeorar la función cerebral y degenerar la memoria.


Es más, un artículo publicado en CNBC, donde la doctora Uma Naidoo, fundadora de la primera unidad de Psiquiatría Nutricional del mundo y miembro de la Facultad de Medicina de Harvard, menciona algunos de los alimentos que se deben consumir para aportar a la memoria y otros que no deben comerse porque afectan a esta función general.


La profesional destaca que consumir verduras de hoja verde, que son ricas en ácido fólico natural y fuente de vitamina B-9 puede ayudar a fortalecer la memoria de las personas. Además, el consumo de frijoles, lentejas, legumbres y yogur lácteo también favorece al correcto funcionamiento cerebral.


Sin embargo, la doctora nombra cinco alimentos que deben evitar ya que afectan a la memoria y la concentración. Aunque no es necesario eliminarlos por completo de la dieta, se deben consumir con moderación.


Naidoo estudia la alimentación y su relación con la salud mental o el impacto de los cambios dietéticos en el cerebro humano y en su experticia ha elaborado una lista de alimentos que cuando se consumen en exceso pueden afectar negativamente la memoria y otras funciones del cerebro como la concentración.


Aceites industriales

Los alimentos elaborados con aceites de semillas industriales y procesados se deben evitar en una dieta saludable para el cerebro. La experta afirma que aceites altamente procesados suelen extraerse de semillas de soja, maíz, colza, algodón, girasol y cártamo, y contienen muchos ácidos grasos omega-6.


Estos aceites pueden produzca sustancias químicas que pueden provocar inflamación en el cerebro. “Si va a saltear verduras o asar pescado o carne, le recomiendo que utilice aceite de oliva, coco o aguacate”, afirma Naidoo.


Alimentos con azúcares añadidos y refinados

“Nuestro cerebro utiliza energía en forma de glucosa, un tipo de azúcar, para alimentar las actividades celulares. Pero una dieta rica en azúcar puede provocar un exceso de glucosa en el cerebro”, explica la doctora.


Al consumir muchos de estos alimentos se pueden provocar alteraciones de la memoria y una menor plasticidad del hipocampo, la parte del cerebro que controla la memoria.


“No olvide que muchos alimentos salados también contienen azúcares añadidos ocultos, como las salsas para pasta, el ketchup, los aliños para ensaladas e incluso las sopas enlatadas. Cámbielos por productos caseros elaborados con alimentos integrales”, aconseja la experta.


Alimentos procesados

Cuando se consumen muchos alimentos ultraprocesados se puede, tener telómeros más cortos o la “tapa” del ADN. En el cuerpo humano, los telómeros largos promueven el envejecimiento celular más saludable, sostiene Naidoo.


Por esta razón, acortar los telómeros puede significar que se corre el riesgo de padecer enfermedades degenerativas a una edad temprana, incluyendo aquellas que afectan a la memoria.


Un estudio de 2022 también descubrió que quienes consumían muchos alimentos ultraprocesados, como productos de panaderías industriales y refrescos, son más propensos a sufrir una depresión leve en comparación con los que los consumían con menos frecuencia.


Alimentos con edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales no tienen ningún valor nutricional y además pueden aumentar las bacterias intestinales nocivas, este es un factor que puede afectar la salud emocional.


Los edulcorantes más utilizados son la sacarina, la sucralosa y la estevia. El aspartamo puede ser muy dañino para el cuerpo y diversos estudios científicos lo han relacionado directamente con la ansiedad


Frituras

Este tipo de alimentos son muy comunes, pero pueden ser muy malos para la salud cerebral. Un estudio que se realizó con más de 18.000 personas descubrió que una dieta rica en alimentos fritos se relaciona con puntuaciones más bajas en memoria, es por ello que Naidoo aconseja cocinar al horno o al vapor.

elpais.com.co


48 visualizaciones

Комментарии


bottom of page