top of page

Diez alimentos que se relacionan con el cáncer de colon


Una de las maneras para tener buenas condiciones de salud es alimentarse de manera saludable, priorizando lo natural. Por su lado, una dieta alimenticia dañina, tarde o temprano, termina generando alguna enfermedad grave como, por ejemplo, un cáncer de colon.


El cáncer de colon es uno de los que puede o no presentar síntomas desde el inicio de su desarrollo, por lo que algunas personas se dan cuenta que lo padecen cuando ya está avanzado, aunque la ciencia ha avanzado durante los últimos años y se han desarrollado tratamientos para combatir esta enfermedad, también se pueden evitar algunos hábitos para prevenir esta enfermedad.


Según la organización estadounidense Mayo Clinic, este tipo de cáncer comienza frecuentemente con pólipos en el colon, ubicado en la parte final del intestino grueso; principalmente, estas células se forman benignas, pero con el tiempo pueden convertirse en cancerosas.


“Los pólipos pueden ser pequeños y generar pocos síntomas o ningún síntoma. Por esta razón, los médicos recomiendan pruebas de detección regulares para ayudar a prevenir el cáncer de colon mediante la identificación y extirpación de pólipos antes de que se conviertan en cáncer”, explicó la organización, recalcando la necesidad de hacer chequeos médicos para detectar a tiempo la enfermedad.


Pues bien, hay algunos alimentos en particular que se relacionan directamente con el cáncer de colon. Y, de acuerdo con la plataforma digital La Verdad, son los diez siguientes:


1. Embutidos. “Los embutidos de nitrosaminas, compuestos añadidos para mantener la estabilidad y el color, que en cantidades menores no son peligrosas, en un consumo continuado pueden acumularse en las células, aumentando el riesgo de mutaciones qué da lugar a cáncer colorrectal”, explica el portal.


2. Carnes rojas. “Se refiere a cualquier carne muscular de mamíferos, así como a sus vísceras. También la OMS las clasifica como probablemente cancerígenas debido a la presencia de hemoglobina. En 4 compuestos de las carnes rojas que hacen aconsejable limitar su consumo, ya que existen estudios que lo relacionan con el aumento de incidencia de cáncer colorrectal”.


3. Carnes ahumadas. “No importa que sean carnes rojas o blancas, así como de pescado, el proceso de ahumado de las carnes genera compuestos nitrogenados similares a los que se emiten en la contaminación por tráfico (dioxinas e hidrocarburos aromáticos policíclicos) o por el fuego de una hoguera, que pueden crear radicales libres que alteran el ADN celular”.


4. Pan tostado. “Nos referimos al pan muy tostado, el que pasamos por la tostadora y nos queda ennegrecido. Esta capa oscura contiene las llamadas acrilamidas, que en sus compuestos, se da el resultado de la oxidación de los azúcares como altamente reactivos a la hora de aumentar el riesgo de cáncer colorrectal, entre otros”.


5. Fritos. “El problema de esta técnica de cocción es la generación en el aceite de polímeros grasos debido al calor que dejan radicales libres, así como la aparición de acrilamidas como por oxidación de azúcares en presencia del aminoácido asparagina”.


6. Mermeladas y miel. “Una amplia revisión de estudios llevada a cabo en 2012 en Reino Unido por diferentes universidades dejó clara la relación entre altos índices glucémicos y el aumento de riesgo de cáncer colorrectal. Si bien la misma deja claro que se trata de un proceso multifactorial donde inciden desde el propio exceso de glucosa, principal alimento de las células cancerosas, en la fermentación de la misma, la propensión a la obesidad y la vida sedentaria del perfil que suele abusar de los azúcares”.


7. Dulces y refrescos. “Son productos sobresaturados de azúcares libres y, por tanto, disparan el índice glucémico, con lo que inciden sobre el aumento de riesgo en el cáncer colorrectal. En el caso del uso de edulcorantes naturales o artificiales, no se ha demostrado el incremento al riesgo, así que son una alternativa”.


8. Pan blanco y de molde. “El único pan que es sano y no sube el índice glucémico es el pan integral; el blanco y especialmente el de molde aumentan el riesgo de cáncer al ser una fuente de azúcares libres”.


9. Helados mantecados. “Los helados mantecados son ricos en azúcares y, por lo tanto, son realmente insanos”.


10. Bebidas alcohólicas. “Aunque su incidencia sobre el cáncer colorrectal no es tanta como en el caso de las carnes procesadas, las bebidas alcohólicas también pueden considerarse un claro factor de riesgo en este tipo de tumores”, concluye la plataforma.

semana.com

546 visualizaciones

Comentarios


bottom of page