Denuncian nueva masacre en zona rural de Planadas, Tolima


El domingo en la madrugada tres personas fueron asesinadas en la vereda El Dorado, zona rural del municipio de Planadas, Tolima. El hecho ocurrió en una gallera donde, al parecer, las víctimas departían al momento del crimen.


Según medios de comunicación regionales, en medio de una pelea de gallos clandestina un hombre abrió fuego contra dos de los participantes de la partida y el árbitro, sin embargo, se conoció también que a los pies de los asesinados el responsable de la masacre dejó un panfleto.


En dicho documento, firmado por “fuerzas revolucionarias gaitanistas”, ese grupo ilegal amenaza a los habitantes de esa población e indican que no tendrán “piedad del dolor ajeno”.


“Desde las montañas de Colombia ya tenemos la información de cada uno de ellos. Ya que nos cansamos de advertirles vamos a dar paso a acabar con los de la lista negra, nos cansamos de tener compasión con el pueblo”, indica el intimidatorio texto, en referencia, supuestamente, a “viciosos, ladrones, supuestos piquetes y expendedores de droga”.


Tras presentarse el crimen, tropas del Ejército Nacional acudieron a la vereda El Dorado, a 45 minutos de Planadas. Información preliminar indica que la pelea de gallos era organizada en la casa del presidente de la Junta de Acción de esa comunidad, pero el evento “se salió de control”, indicaron testigos citados por el medio local Alerta Tolima.


De acuerdo con esta versión, los ánimos se caldearon en el lugar luego de que el juez de la pelea decretara como ganador a uno de los participantes, lo que causó malestar entre varios de los asistentes, que denunciaron corrupción en la partida.


Tras esto, dos personas favorecidas en el juego fueron ultimadas con disparos, mientras que una tercera fue atacada con arma blanca. Los agresores emprendieron la huida.


Esto, sin embargo, no coincidiría con el anuncio del panfleto que autoridades encontraron en la escena, en que un presunto grupo paramilitar anuncia que tomará acciones para “poner orden” en el pueblo, luego de amenazar a sus habitantes con un toque de queda.


Por su parte, autoridades avanzan en la investigación. Una Unidad Criminalística de la Sijin fue enviada por la Policía del Tolima desde el municipio de El Espinal para realizar el levantamiento de los cuerpos y las primeras pesquisas.

SEMANA.COM

444 vistas