top of page

Conozca es el truco más efectivo para dejar de roncar en las noches


Roncar puede ser más que una molestia para aquellos que lo padecen y para quienes comparten la cama con ellos. Desde interrupciones del sueño hasta problemas de salud más graves, como la apnea del sueño, el ronquido puede tener un impacto significativo en la calidad de vida. En busca de soluciones efectivas, nos hemos dirigido a expertos en el campo para descubrir el truco más efectivo para dejar de roncar en las noches.


¿Qué son los ronquidos?

Los ronquidos son sonidos rítmicos y vibrantes que se producen durante el sueño cuando las vías respiratorias superiores se estrechan parcialmente y el flujo de aire se ve obstaculizado. Este estrechamiento puede deberse a varios factores, como la relajación de los tejidos de la garganta y la lengua como también el exceso de tejido en la garganta y otros factores.


Los ronquidos pueden variar en intensidad, desde un murmullo suave hasta un ruido fuerte y molesto, y pueden ser un signo de trastornos subyacentes más graves, como la apnea del sueño. Es importante abordar los ronquidos no solo por el impacto que tienen en la calidad del sueño, sino también por su relación con problemas de salud más serios.


Según Jolie Chang, otorrinolaringóloga de la Universidad de California en San Francisco, “Casi todas las personas que padecen apnea del sueño roncan, pero el solo hecho de roncar no significa que tengamos apnea del sueño”. Esto plantea la pregunta: ¿cuáles son las causas subyacentes de los ronquidos?


Ejercicios para reducir los ronquidos

Una de las causas más comunes de los ronquidos es el deslizamiento de la lengua hacia la garganta durante el sueño. Aunque puede parecer difícil de controlar, fortalecer la lengua a través de ejercicios específicos puede marcar una gran diferencia. Martin Seeley, director ejecutivo de “Mattress Next Day”, sugiere agregar un simple ejercicio de lengua a la rutina nocturna para combatir los ronquidos.


Para llevar a cabo este ejercicio, cierra la boca y mueve la lengua hacia la derecha 10 veces, luego hacia la izquierda 10 veces, y finalmente hacia arriba durante 10 segundos. Este ejercicio, que solo toma 30 segundos, podría ofrecer resultados sorprendentes en poco tiempo.


Según Seeley mencionado en el portal portafolio, los roncadores pueden esperar ver una reducción del 59% en los síntomas después de solo tres noches de realizar este ejercicio. Aunque la consistencia es clave, con el tiempo y la práctica, este enfoque simple pero efectivo podría marcar una gran diferencia en la calidad del sueño y la reducción de los ronquidos


Hidratación para combatir los ronquidos: Una solución alternativa

La hidratación juega un papel crucial en la prevención de los ronquidos, según lo mencionado en el portal Cronista. La falta de hidratación puede llevar a la acumulación de mucosidad espesa en la garganta, lo que favorece la obstrucción de las vías respiratorias internas. Para contrarrestar estos síntomas, se recomiendan una solución simple pero efectiva: el agua.


Beber unos sorbos de agua antes de dormir puede prevenir la producción de sustancias que obstaculicen la respiración nocturna. Esta estrategia, aunque aparentemente simple, puede marcar una gran diferencia en la calidad del sueño y la reducción de los ronquidos.


Un estudio realizado por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los EE. UU. a determinado la cantidad de agua que una persona debería consumir diariamente:

“Aproximadamente 15,5 tazas (3,7 litros) de líquidos al día para los hombres”

“Aproximadamente 11,5 tazas (2,7 litros) de líquidos al día para las mujeres”


Explorando las raíces del problema

El portal de Clinicalascondes menciona una serie de factores que pueden contribuir al ronquido. Desde el sobrepeso hasta la congestión nasal, estas causas potenciales ofrecen una visión más clara de por qué algunas personas son más propensas a roncar que otras. Entre las principales causas se encuentran:


Sobrepeso, que lleva a tener tejido excesivo en el cuello que presiona las vías respiratorias.

Congestión nasal por resfriados o alergias.

Inflamación de las adenoides y amígdalas que obstruyen las vías respiratorias.

Uso de alcohol, somníferos o antihistamínicos a la hora de acostarse.

Prominencia del área en la base de la lengua.

Anomalías en los huesos de la cara.


Estas causas pueden variar desde condiciones médicas hasta hábitos de estilo de vida, lo que destaca la importancia de abordar el ronquido de manera integral.


Alternativas prácticas para un problema común

El Centro de Otorrinolaringología de Monterrey ofrece una visión detallada de los métodos más efectivos para tratar los ronquidos. Estas soluciones van desde cambios en el estilo de vida hasta procedimientos médicos, y pueden adaptarse a las necesidades individuales de cada paciente. Entre los métodos más efectivos se encuentran:


Mantener el peso ideal para reducir la presión en las vías respiratorias.

Reducir el consumo de alcohol y evitar cenas copiosas.

Uso de dispositivos como la máscara CPAP para quienes padecen apnea del sueño.

Procedimientos quirúrgicos en el paladar para corregir obstrucciones.

Uso de dispositivos dentales para evitar la retracción de la lengua.


17 visualizaciones

Comments


bottom of page