Cierran temporalmente vía Ibagué-Cajamarca tras protestas de la comunidad


Cientos de habitantes del municipio de Cajamarca, Tolima, taponaron en la mañana de este martes la vía que comunica a Ibagué con Armenia y el Alto de La Línea, lo que ha ocasionado enorme represamiento de buses, tractomulas y carros particulares que permanecen a lado y lado de la carretera.


Tras un acuerdo con la comunidad, el Invías accedió a las peticiones y autorizó el cierre de la vía total a partir de la una de la tarde de este martes 19 de julio hasta las 7 de la mañana del 20 de julio.


La congestión se ha presentado a la altura del sitio Curalito, entre Ibagué y Cajamarca, donde meses atrás se presentaron daños de consideración en la carretera, que generó cierres durante más de dos días.


Las protestas de este martes surgieron por las demoras en las obras de adecuación y mejoramiento de la carpeta asfáltica en ese punto de esta vía a cargo de la Concesionaria APP-GICA, que saca adelante el proyecto vial segunda calzada Ibagué-Cajamarca.


Lo cierto es que, para este martes, y durante 18 horas, la APP-GICA tenía planeado ejecutar las obras de mejoramiento de un tramo en malas condiciones que atrasa considerablemente los viajes de los transportadores, pero el Invías no otorgó los permisos de cierre de la carretera.


En un comunicado la APP-GICA señaló que el cierre de la vía “no se llevará a cabo toda vez que Invías no autorizó el cierre programado para realizar actividades de mantenimiento en la carpeta de rodadura”.


Ciudadanos consultados señalaron que, el aplazamiento de las obras, generó inconformismos que terminaron en protestas con el taponamiento de la vía a la altura del sitio Curalito.


"Pedimos que este tramo sea adecuado y mejorado lo más pronto posible, pues a diario hay taponamientos de vehículos por el paso a un carril, y esa situación afecta tanto a los transportadores como a los habitantes del municipio de Cajamarca que hemos visto disminuidos nuestros ingresos por la caída de las ventas en el comercio", dijeron algunas de las personas que participan de las protestas.


Conductores frecuentes de la vía señalan que un viaje de una hora se les puede convertir en ocho por los problemas en la vía.


Julio Roberto Vargas, alcalde de Cajamarca, también se mostró inconforme y señaló que buena parte de la producción de arracacha que se da en esa población termina dañándose en la carretera por las demoras y también pierde precio al llegar a Bogotá.


"Cajamarca está paralizado pues no podemos ir a Ibagué, debido a que el viaje demora 8 horas por la congestión que origina los daños en la vía", dijo Vargas, y agregó que los restaurantes, hoteles y tiendas se están quedando en la quiebra.


En las últimas horas y tras un acuerdo con la comunidad, el Invías accedió a las peticiones y autorizó el cierre de la vía total a partir de la una de la tarde de este martes hasta las 7 de la mañana del 20 de julio.

eltiempo.com

117 visualizaciones