Así es la ley que regulará el uso de celulares en los colegios


Hace tres años el representante liberal Rodrigo Rojas presentó en el Congreso un proyecto de ley que pretende regular el uso de dispositivos celulares en los colegios. En su momento, Rojas manifestó que entiende el aporte de los celulares para potenciar las capacidades de las personas, pero reafirmó que este tipo de aparatos en manos de niños y niñas sin supervisión va en detrimento de la educación.


”En clase es un agente distractor, afecta la concentración”. Para él, el proyecto de ley “busca velar por el desarrollo integral, la educación y la seguridad de niños y adolescentes”, dijo en 2018. Ahora celebra que luego de cuatro debates y a la espera de sanción presidencial, la iniciativa pueda ser oficialmente ley de la República.


“Estoy muy contento, acaba de ser aprobada nuestra tercera ley de la República, que hemos denominado entornos seguros de aprendizaje en el cual buscamos garantizar la inmersión segura por parte de nuestros niños, niñas, jóvenes y adolescentes, en las nuevas herramientas tecnológicas. Con esto vamos a garantizar la seguridad y la salud de nuestros niños y evitar los riesgos que hoy corren por el uso inadecuado de estas herramientas, sin ningún tipo de límite o supervisión [...]. Esta iniciativa va a garantizar los derechos de nuestros niños en el país”, dijo emocionado el congresista en un video publicado en su perfil oficial de Twitter.


En la ley, explica Rojas, se les dará poder de manera excepcional a los colegios para que, con aval del comité escolar de convivencia y el consejo directivo, puedan restringir el uso de dispositivos de telefonía móvil en determinados horarios o lugares, y siempre garantizando el derecho a la comunicación de los estudiantes.


Además, explicó que aunque el uso adecuado de las herramientas tecnológicas es una responsabilidad compartida entre el Estado, los padres de familia y las instituciones educativas, que debe realizar la reglamentación de la ley se hará por medio del Ministerio de Educación.


El proyecto de ley se basó en cifras presentadas por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que demuestran que alrededor de “52 % de los jóvenes entre los doce y los 17 años sienten algún grado de ansiedad si no saben lo que ocurre en internet o si se encuentran desconectados”.


Trastorno del sueño y de la conducta interpersonal, agresividad y depresión fueron otros de los factores que alegó el representante en contra de ese tipo de tecnología para los estudiantes hasta el grado noveno.


La tendencia a reglamentar el uso de estos aparatos en los colegios crece cada vez más en el mundo. Cabe recordar que en julio de 2018, Francia se convirtió en el primer país en aprobar una ley que prohíbe los teléfonos móviles en las aulas. La medida entró en vigencia a principios del año escolar 2018-2019 para los estudiantes desde kínder hasta noveno grado.


Otros, como Australia, Islandia o Estados Unidos, han seguido el ejemplo en diferentes niveles. En Silicon Valley, por ejemplo, los hijos de directivos de Apple, Google y otros gigantes tecnológicos asisten a colegios libres de tecnología, en los que los alumnos no pueden llevar esos aparatos hasta que entran a bachillerato.


La Escuela Secundaria de Wauchope, en Australia, ganó notoriedad cuando recurrió a la curiosa práctica de usar una funda para el teléfono llamada Yondr, que bloquea electrónicamente los dispositivos y evita que funcionen hasta que la persona la desbloquee.

semana.com

279 vistas