Aprenda a eliminar los Orzuelos


Por lo general las protuberancias rojas que se forman en los párpados –más conocidas como orzuelos– no son motivo de preocupación, pero sí son incómodas, molestas y dolorosas.


En la mayor parte de los casos, estas inflamaciones mejoran en una semana sin la intervención de ningún medicamento. Las razones de la aparición de esta inflamación son variadas. De acuerdo con Medical News Today, aplicar una compresa tibia suavemente contra el orzuelo ayuda a liberar el pus más fácilmente y alivia el dolor y la inflamación. Algunas veces pueden volver a aparecer.


Según esta publicación especializada, dentro de los síntomas que pueden presentar las personas cuando los orzuelos aparecen están los siguientes: inflamación, dolor, enrojecimiento, sensibilidad, sensación de ardor, picazón en el ojo, secreción de la mucosa del ojo, lagrimeo y sensibilidad a la luz, entre otros.


La recomendación es que si este malestar se mantiene por un lapso superior a una semana se debe consultar al médico, para que ordene los medicamentos indicados para tratarlo. Normalmente, este malestar no dura más de ocho días.


Sin embargo, existe una serie de opciones para aliviar y eliminar estas molestias y así evitar que se infecten:


Usar una compresa tibia: esta es una de las maneras más efectivas de tratar un orzuelo. El calor ayuda a que el pus salga a la superficie y lo disuelve junto con el aceite para que el orzuelo pueda drenar naturalmente.


Para esto, es necesario mojar un paño limpio con agua tibia y una vez esté bien escurrida la tela, debe ponerlo suavemente sobre el ojo durante un tiempo aproximado de entre 5 y 10 minutos. Es importante no presionar ni intentar pinchar el orzuelo. Lo anterior se puede hacer de 3 a 4 veces al día.


Limpiar el párpado con jabón suave y agua: preferiblemente se debe hacer con un champú para bebés que no produzca ardor en los ojos y posteriormente mezclarlo con un poco de agua tibia.


Es así como se tiene que limpiar suavemente sus párpados con un hisopo de algodón o un paño limpio. Eso se puede hacer todos los días hasta que el orzuelo haya desaparecido. La limpieza de los párpados también ayuda a prevenir que aparezcan en el futuro.


Usar una bolsa de té caliente: esta es una opción alternativa a la compresa tibia, pero el té negro funciona mejor porque ayuda a reducir la hinchazón y tiene algunas propiedades antibacterianas.


Tomar analgésicos de venta libre: el ibuprofeno o el acetaminofén sirven para aliviar el dolor. Es importante seguir las instrucciones del paquete para asegurarse de que está tomando la dosis adecuada. Si el orzuelo está causando un dolor intenso e interfiere con su actividad diaria, será necesario visitar al médico.


Evitar el uso de maquillaje y lentes de contacto: esto puede irritar aún más los ojos y retrasar el proceso de curación. También puede transferir bacterias al maquillaje y utensilios, así como propagar la infección al otro ojo.


Por esta razón, es necesario lavar los pinceles reutilizables regularmente y desechar todos los productos para los ojos que tengan más de tres meses de antigüedad.


En caso de utilizar lentes de contacto, se debe hacer uso de gafas hasta que el orzuelo se cure. Las bacterias pueden entrar en los lentes de contacto y propagar la infección.


Usar ungüentos antibióticos: para usarlos, se tiene que halar el párpado del ojo afectado y aplicar unas cuantas gotas de ungüento dentro del párpado.


Es importante evitar el uso de esteroides tópicos. Estos pueden causar efectos secundarios.


Masajear la zona para favorecer el drenaje: se puede masajear el área con las toallitas para los párpados a fin de promover el drenaje. Se puede masajear suavemente la zona con las manos limpias. Una vez que el orzuelo drene, mantener el área limpia y evitar tocarse los ojos. Detenerse si se siente dolor al masajear.

semana.com

48 vistas