Alimentos que pueden ser peligrosos para la salud


Los profesionales de salud mencionan que la mejor forma de prevenir enfermedades a corto, mediado y largo plazo es llevar una alimentación sana y equilibrada que contenga alimentos de todos los grupos, cabe mencionar que las porciones y cantidades variarán según la edad y el peso de la persona; por eso, lo mejor es consultar con un nutricionista para que brinde el plan de alimentación acorde a las condiciones y necesidades de cada paciente.


Debido a los afanes que se presentan a diario en la vida de las personas, algunas empresas de alimentos se han inventado algunos productos que ayudan a vivirla de manera más fácil y más cuando se trata de temas de alimentación y cocina, pero la mayoría de estos productos pueden traer consecuencias negativas para la salud de los individuos que los consumen, gracias al alto contenido de conservantes y aditivos que contienen.


El Universal en su sección de salud y cuidado personal menciona una lista de alimentos que, si no se conservan o preparan de manera correcta, pueden traer graves complicaciones para la salud del organismo en general.


Frijol rojo: este alimento se consume de manera frecuente en países de América Latina; sin embargo, cuando no se encuentra en una cocción adecuada, resulta dañino para el organismo, en especial, para la salud intestinal. “La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), menciona que el frijol rojo contiene una sustancia derivada de la lecitina, llamada fitohemaglutinina la cual, si se consume en exceso o en estado de podredumbre, podría provocar vómito y malestares estomacales”. Para evitar que esto suceda se recomienda dejar en remojo los frijoles rojos, 12 horas antes de cocinarlos y asegurarse de que se cocinen de manera adecuada.


Lechuga, hortalizas y verduras de hoja verde: estas verduras están cargadas de vitaminas, nutrientes y minerales. Es indispensable involucrarlas en el plan de alimentación de todas las personas; sin embargo, requieren de una debida limpieza y desinfección. “Según información del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), consumir hojas de lechuga mal desinfectadas podría causar en quien las ingiere enfermedades producidas por microbios como la salmonella, la E. coli y la listeria”.


Atún: cuando esta proteína se consume de manera frecuente y enlatado, esto puede traer consecuencias negativas para salud, ya que este alimento en esa presentación contiene cantidades desmedidas de mercurio, lo que podría afectar la salud de los riñones y del hígado.


Frutos secos: “un estudio realizado en la Universidad de Bialystok, en Polonia, menciona que el peligro de consumir en exceso frutos secos como las nueces, cacahuates, piñones y pistachos, reside en su alto contenido de metales pesados como el arsénico, el cadmio, el plomo y el mercurio”. Cuando surge una intoxicación por el consumo desmedido de estos productos, se puede ver alterado el comportamiento, la concentración y la memoria del paciente que consumió estos productos sin control.


Es importante recordar que para prevenir el riesgo de padecer alergias, los profesionales de la salud recomiendan que los menores de cinco años no consuman estos productos. Cuando se le va a dar a un menor este tipo de alimentos, se recomienda consultar con un pediatra para saber en qué presentación y en que cantidades se le debe dar.

semana.com

57 visualizaciones