Alimentos que no se deben consumir si sufre de fibromialgia


La fibromialgia es un trastorno que se caracteriza por un dolor musculoesquelético generalizado, el cual normalmente está acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo.


Los investigadores consideran que esta enfermedad amplifica las sensaciones de dolor porque afecta el modo en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales que lo generan.


Según el portal Inforeuma, esta enfermedad hace que se perciban como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son. Además de dolor, este padecimiento puede ocasionar rigidez generalizada, sobre todo al levantarse por las mañanas y sensación de inflamación en manos y pies.


Las personas también pueden experimentar sensaciones como quemazón, molestia o desazón. Con frecuencia el dolor varía en relación con la hora del día, el nivel de actividad, los cambios de clima, la falta de sueño o el estrés.


De acuerdo con el mencionado sitio web, además del dolor, la fibromialgia ocasiona otros síntomas como cansancio, trastornos del sueño y hasta ansiedad o depresión. El paciente también puede presentar una mala tolerancia al esfuerzo, jaquecas, dolores en los periodos de menstruación, colon irritable y sequedad en la boca y los ojos.


Los síntomas a menudo comienzan después de un evento, como un traumatismo físico, cirugía, infección o estrés psicológico significativo. En otros casos, se acumulan progresivamente con el tiempo, sin que exista un evento desencadenante, explican expertos del Instituto Mayo Clinic.


Como ocurre con la mayoría de enfermedades, hay algunos alimentos recomendados para incluir en la dieta y otros que no.


En el caso de la fibromialgia, el portal Fibroalcores de España, indica que el aspartamo no es aconsejable. Este es un edulcorante artificial, comercializado bajo el nombre de NutraSweet, que también se encuentra en algunos alimentos de bajas calorías. Los especialistas indican que hay informes que concluyen que personas con esta molestia que dejaron de consumir aspartamo, notaron una mejoría de sus síntomas.


Tampoco es recomendable ingerir cafeína debido a que puede afectar el sueño, el cual es muy importante para relajar el cuerpo de los pacientes con fibromialgia. Un estudio publicado en la revista Arthritis & Rheumatism sugiere que los problemas de sueño pueden empeorar los síntomas.


Por otro lado, el exceso de azúcar puede hacer que las personas suban de peso, lo cual no es recomendable para quienes padecen fibromialgia, dado que esto puede empeorar sus dolores. Un artículo publicado en la revista médica Journal of Pain concluyó que los pacientes obesos con fibromialgia sufren síntomas más serios.


También se deben evitar los alimentos ricos en oxalatos (causante de cristales en las articulaciones), como las espinacas, las acelgas o la remolacha, al igual que aquellos ricos en grasas saturadas: como las carnes grasas, los embutidos, la mantequilla, los lácteos enteros, los helados y las comidas rápidas, según la revista de salud y bienestar Webconsultas.


De igual manera, estas personas les deben decir no a los productos ricos en purina (causante de ácido úrico), como las vísceras de los animales, carnes rojas y mariscos, y a los vegetales con solanina (una toxina que actúa sobre las enzimas encargadas de formar músculo, aumentando la inflamación y causando dolor). Aquí se incluye el tomate, el pimiento y la berenjena.

semana.com

339 vistas