Alcaldía lanza estrategia de primera infancia en Ibagué


Con gran acogida por parte de los directivos y docentes de las instituciones educativas de Ibagué, se realizó la socialización de la estrategia ‘Bienestar y Permanencia’ para niños en edades de 0 a 5 años, que busca que se sientan seguros, queridos y tenidos en cuenta al iniciar su etapa escolar.


Rectores y coordinadores de los planteles oficiales Nueva Esperanza La Palma, Niño Jesús de Praga, Carlos Lleras Restrepo, Francisco de Paula Santander, José Joaquín Flórez, Ciudad Ibagué y Normal Superior, se dieron cita en la Corporación Universitaria Minuto de Dios, donde se realizó el lanzamiento.


La estrategia hace parte de las políticas del Ministerio de Educación que buscan posicionar en cada establecimiento el ingreso de los alumnos de primera infancia a la enseñanza formal.


“Me parece muy importante darle la visión que se le está dando a lo que es el inicio de la educación o esa puerta de entrada que tienen los niños para poder continuar el proceso que es largo, 12 años de su vida, y que nosotros le demos esa mirada positiva, pensando también en las familias, y que no haya tanta deserción”, dijo Estela Sáenz, psicopedagoga del Carlos Lleras Restrepo.


Los docentes de preescolar de estas instituciones recibirán acompañamiento hasta noviembre, desde el componente de calidad educativa de la Administración Municipal, con el apoyo del programa de Licenciatura en Educación infantil de la Uniminuto, para implementar la estrategia en sus aulas.


“Presentamos una dinámica que permita reconocer la importancia de generar espacios armoniosos cuando los niños ingresan a transición, porque sabemos que a veces es una ruptura que se genera en sus vidas al estar 4 o 5 años en el seno del hogar; entonces hay que generar armonía en ese proceso, no solo al inicio sino a la salida, cuando pasan ya a unos estándares y reglas más regularizados en el grado primero”, explicó Leidy Ximena Mesa, docente de Uniminuto.


“La idea es generar una articulación entre estos grados, para que el niño realmente sienta que la escuela es su segundo hogar y que la enseñanza no es un proceso doloroso, sino realmente significativo, importante y gratificante”, concluyó la maestra.



33 visualizaciones