Aida Victoria Merlano fue condenada a siete años y medio de prisión domiciliaria


Aida Victoria Merlano fue condenada a 7 años y medio de prisión domiciliaria por ser cómplice en la fuga de su madre, la ex senadora Aida Merlano.


Por los delitos de fuga de presos en calidad de cómplice y uso de menores de edad para la comisión de delitos agravado, el juez determinó que Aida Merlano en calidad de cómplice y utilizando a su hermano menor de edad, ayudó con la entrega de la soga y unos guantes para que se fugara la ex senadora Merlano.


El juzgado concluyó que existe prueba más allá de toda duda razonable de que Aida Victoria le dio instrucciones a su hermano, quien para ese momento tenía 17 años de edad, para que le “hiciera la charla” a la dragoneante que se encontraba en el segundo piso del consultorio. Por estos hechos la sentenció por los delitos favorecimiento de fuga y uso de menores para la comisión de delitos agravado.


La joven hizo hasta lo imposible, junto a su hermano, para distraer a la agente del Inpec, que había sido designada a última hora para custodiar a la representante a la Cámara de la cárcel El Buen Pastor al centro médico donde la dirigente política tenía su tercera sesión de diseño de sonrisa.


Para llegar a esta conclusión, el juzgado tuvo en cuenta los videos del circuito cerrado de seguridad que estaba en el segundo piso del centro médico La Sabana y en el mismo consultorio en el que se encontraba Javier Guillermo Cely Barajas.


En los mismos se observa cómo Aida Victoria y su hermano, quien para ese momento tenía 17 años de edad, entran y salen en repetidas oportunidades, hablan por celular y se acercan muchísimo a la guardia del Inpec como intentando quitarle visibilidad al interior del consultorio.


La defensa de Aida Victoria, en cabeza del abogado Miguel Ángel del Río, ya anunció que presentará el recurso de apelación ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá para que tumbe el fallo y declare la inocencia de su cliente.

semana.com

71 visualizaciones