A la cárcel sacerdote por presuntos delitos sexuales en contra de dos hermanas de 7 y 14 años.


En dos días la Fiscalía General de la Nación, en un trabajo articulado con investigadores del CTI y la Sijin de la Policía del Departamento del Tolima, logró la judicialización de Wilmar Quesada Pinto, 45 años de edad, un sacerdote por presuntos delitos sexuales de los que vendrían siendo víctimas desde el 2019 dos niñas de 7 y 14 años de edad, en el oriente del departamento.


Un fiscal seccional de Melgar (Tolima) le imputó cargos por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, actos sexuales abusivos con menor de 14 años y pornografía con menor de 18 años, todos agravados. El sacerdote no aceptó los cargos.


Al término de las audiencias de rigor se logró le fuera impuesta medida de aseguramiento restrictiva de la libertad en centro carcelario.


La denuncia ante las autoridades en contra del religioso fue interpuesta este 15 de febrero por parte de la madre de las menores de edad, luego que su hija mayor encontrara en el computador del procesado imágenes con contenido pornográfico de sus hermanas menores de edad, debido a que, al parecer, el investigado las fotografiaba.


Precisamente durante la diligencia de allanamiento y registro se le hallaron varios celulares y un equipo de cómputo con material de gran utilidad para la investigación.

38 visualizaciones